30 mayo, 2024

¿Qué se necesita para ser polo de poder en el orden mundial?

¿Qué se necesita para ser polo de poder en el orden mundial?

Las múltiples crisis convergentes que mencionamos a comienzos de año, haciendo eco del reporte presentado en el Foro Económico Mundial, en Davos en enero, previstas para el año 2023, para los tres años siguientes y para toda la tercera década del milenio, han generado toda una serie de predicciones sobre el nuevo orden que emergerá, cobrando mucha fuerza el planteamiento del orden multipolar, tesis propuesta desde finales del siglo XX y principios del XXI, en particular después de la disolución de la Unión Soviética y la caída del muro de Berlín. Unos planteaban el fin de la historia, con el final de los polos, otros la crisis del sistema por la pérdida del equilibrio de poder, otros abogaban por la emergencia de un orden multipolar. ¿Cuán cerca en el tiempo y cuán probable es este último escenario? ¿Para qué países y para qué regiones es más probable?¿Es una salida o la reedición de épocas pasadas que nos han mantenido en una tensa paz, con guerras mundiales ocasionales, guerras más frecuentes focalizadas regional o localmente, guerras híbridas, guerras suaves, guerras “proxys” y las nuevas variantes?.

En relación al poder, Alvin Toffler, en su libro Cambio de Poder (1990), nos señala una interpretación del término que se adoptará en este escrito, nos dice: «En su forma más descarnada el poder entraña el uso de la violencia, la riqueza y el conocimiento (en el más amplio sentido) para conseguir que la gente actúe de una forma determinada».

Sin entrar a juzgar la conveniencia de este paradigma del equilibrio de poder, sería ilustrativo hacer, como ejercicio, un inventario que permita conocer: ¿Qué se necesita para ser polo de poder en el orden mundial?. Ese es el tema de nuestra presente reflexión.

Para ser un polo, entendido como un nodo de poder mundial equivalente, partimos del supuesto de la necesidad de tener varios centros de poder, que irradian a lo interno del país, regional e internacionalmente, se nos ocurre una lista, no taxativa, en los ámbitos: industrial o manufacturas, comercial, financiero, transporte, comunicaciones, militar, ciencia y tecnología. Estos centros a su vez, deben tener una posición de dominio, compartida y equivalente (si es multipolar) con sus pares, otros polos de poder en el concierto internacional.

Contenido

Algunas preguntas para el calentamiento

¿En su hogar, quién manda?, ¿bajo qué forma está ese poder: dinero, conocimiento, fuerza (violencia)?. ¿Esa estructura de poder ha cambiado con el tiempo?. ¿Cómo se ejerce ese poder autocrática, anárquica o democráticamente?. Eleve esas preguntas a nivel político-territorial de urbanización, barrio, comunidad, municipio, país, región, mundo; cámbielo al ámbito trabajo, negocios, economía, así como en el intelectual, académico, cultural, social y religioso.

A lo largo de la historia, 2.400 años atrás hasta el presente, ¿cómo ha sido el equilibrio de poder?.

En los últimos quinientos años, con imperios emergiendo y desapareciendo, se puede afirmar que ¿si coinciden en el tiempo y conviven en el orden internacional, se ha estado, por lo menos “de facto” , en varias oportunidades entre un orden internacional multipolar y un orden internacional unipolar?. ¿De dónde emanaba el poder de estos polos, cuáles eran sus centros?. ¿De qué países emergen estos imperios?.

Veamos algunos datos presentes, para poner un poco de realidad bajo los pies de las expectativas

Financiero:

De acuerdo a la trigésima tercera edición del Índice Global de Centros Financieros (GFCI, por sus siglas en inglés, Marzo 2023):

Lideran el tope de los 10 primeros  Centros Financieros del mundo: Nueva York, seguido por Londres, luego, por Singapur y muy de cerca por Hong Kong, completan la lista, en orden descendente: San Francisco, Los Ángeles, Shangai, Chicago, Boston, Seúl. Cinco ciudades de Estados Unidos, una de Europa, dos de China y las dos restantes asiáticas.

Ningún centro financiero de América Latina, de Rusia, la India, y Sudáfrica está en los 10 del tope. Añade el reporte, para la región de América Latina y el Caribe:

“.-Sigue el desempeño del índice de la edición anterior (bianual), la mayoría de los centros de la región de América Latina y el Caribe cayeron tanto en el ranking como en su puntaje, sólo Panamá creció en ambos, (#110, 572 ptos.).

.-Islas Caimán (#74), Santiago(#77) y Bermuda (#87) continuaron liderando la región.

.-Bermuda, Ciudad de México, Sao Paulo, Río de Janeiro, Islas Vírgenes Británicas y Bogotá cayeron 10 o más lugares en el ranking.” (ib.)

Inversión:

En 32 años(1990-2022), la Inversión Extranjera Directa (Entrada-Destino y Salida-Origen), (World Investment Report 2023, UNCTAD):

Por orden descendente: EE.UU, con US $6,1 billones y US $6,2 billones, China, con US $2,7 billones y US $1,9 billones, Reino Unido con US $2,03 billones y US $2,15 billones, Singapur con US $1,3 billones y US $770 millardos y Brasil con US $1,179 billones y US $127,87 millardos, respectivamente.

Fondos Soberanos de Inversión:

De la lista de los 100 mayores Fondos Soberanos de Inversión, que manejan US $162, 489 billones, 18 son de China, 17 de EE.UU. y 11 de Japón. (SWfInstitute)

Mercado mundial capitales y renta fija (en proporción) (Capital Markets Fact Book, julio 2023, Sifma):

Mercado de Capitales: EE.UU. con 39,8%, China 11,3% y la Unión Europea (UE) con 10,9%.

Mercado de renta fija (bonos): EE.UU. 40%, la UE con 17,3% y China con 16,7%.

Industria-Manufactura (División de Estadística de la ONU, datos 2021):

Cinco países producen el 61% de los bienes manufacturados que consume el resto de los países del mundo y son: China con US $4,865 billones (31%), EE.UU. con US $2,496 billones (16%), Japón con US $995,196 millardos (6%), Alemania con US $803,213 millardos (5%). Los cinco restantes de los 10 del tope, llevan la proporción al 71% y son, en orden descendente: India, Italia, Reino Unido, Francia, la Federación de Rusia y México.

Agricultura, pesca, caza y producción forestal (ib.):

Cinco países producen el 57% de la materia prima para nuestros alimentos y para industrias básica, intermedias y ligeras de origen animal y vegetal, y son: China con 32%, la india con el 13%, EE.UU. con 5%, Indonesia con 4%, Brasil con el 3%. Los cinco restantes de la lista de los 10 del tope aumentan en 9% esta proporción y son, en orden descendente: Nigeria, Pakistán, República Islámica de Irán, Federación de Rusia y Australia.

Comercio al mayor y al menudeo, restaurantes y hoteles (ib.):

Cinco países concentran el 55% y son: EE.UU. con US $3,5 billones (28%), China con US $1,990 billones (16%), Japón con US $ 732,874 millardos (6%), Alemania con US $437,878 millardos (4%) y Reino Unido con US $358,426 millardos (3%). El resto de los 10 del tope agregan 12% y son, en orden descendente: Francia, India, Italia, México y la Federación de Rusia.

Transporte, Almacenamiento y Comunicación (ib.):

Cinco países concentran el 59% y son: EE.UU. con US $2,494 billones (29%), China con US $1,41 billones (17%), Japón con US $491,277 millardos (6%), Alemania con US $367,126 millardos (4%) y Francia con US $282,967 millardos. Los 5 países restantes de los 10 del tope suben la participación a 70% y son, en orden descendente: Reino Unido, India, Italia, Canadá, República de Corea.

Gasto Militar por países (datos 2022) (Statista, abril 2023):

En millardos, EE.UU con US $877, China con US $292, Rusia con US $86,4, India con 81,4, Arabia Saudí con US $75, Reino Unido con US $68,5, Alemania con US $ 55,8, Francia con US $53,6, Corea del Sur con 46,4 y Japón con US $46.

En cuanto a producción y comercio de armas (SIPRI Year Book 2023):

Los exportadores e importadores de Armas, según el Instituto para la Paz Internacional de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés) :

Los 10 exportadores del tope son: EE.UU. con 40%, Rusia con 16%, Francia con 11%, China con 5,2%, Alemania con 4,2%, Italia con 3,2%, España con 2,6%, Corea del Sur con 2,4% e Israel con 2,3%

Los 10 importadores del tope son: India con 11%, Arabia Saudí con 9,6%, Catar con 6,4%, Australia con 4,7%, China con 4,6%, Corea del Sur con 3,7%, Pakistán con 3,7%, Japón con 3,5%, EE.UU. con 2,7%.

Países con ojivas nucleares (ib.):

EE.UU. con 5.244, Rusia con 5.889, China con 410, Francia con 290, Reino Unido con 225, India con 164, Pakistán con 179, Israel con 90, Corea del Norte con 30.

Sin hablar de las bases militares en el extranjero, de la energía, de la ciencia y la tecnología, del consumo, entre otros, con los datos presentados se podrían elaborar varios mapas mundiales con los centros de poder por ámbitos de interés, por países, ellos conforman las condiciones materiales, objetivas y subjetivas, que deberá reunir un país o alianza de países que aspiren a ser polo de poder.

¿Esta cerca o no el orden multipolar, o por lo pronto lo que habrá será confusión y tensión en el reacomodo?

Los países de la región de América Latina y el Caribe que más se acercan a configurar un centro, en alguno de estos mapas mundiales, son México y Brasil, pero solo en el ámbito económico, en los demás están lejos.

Ni siquiera la Unión Europea figura como posible polo de poder, con la excepción del mercado de acciones y de renta fija, aun cuando varios de sus países miembros como Alemania, Francia, Italia y España si están entre los primeros lugares en algunas de las listas mencionadas.

¿Qué hacer?

.-En relación a los BRICS, hay como ya hemos mencionado, algunas barreras insalvables como la geográfica y la heterogeneidad entre los países que conforman el grupo en los aspectos económico y financiero, sin olvidar el militar que lo alejan de esta aspiración de ser polo de poder.

.-Para ser polo primero hay que fortalecer a lo interno el país o al conjunto de países, si se pretende un polo regional, hacerlo autosuficiente en cuanto a la satisfacción de las necesidades fundamentales, con la garantía del bienestar para toda la población, con equidad y justicia, igualmente alcanzando la seguridad plena, a lo interno, con los países vecinos, en la región y en el plano internacional. Mientras, queda construir una diplomacia y política exterior inteligente, que permita resistir dignamente, sin mayores costos, concesiones y contratiempos.

.-Dejamos esta pregunta, para abrir el debate y la reflexión : ¿Es este paradigma de equilibrio de poder con sus opciones de polos la única salida?.



Ver fuente