3 marzo, 2024

Paul Mescal teme acabar «profundamente deprimido» por las consecuencias de ‘Gladiator 2’

Paul Mescal teme acabar "profundamente deprimido" por las consecuencias de 'Gladiator 2'


Para la mayoría de nosotros (los que no pudimos verle antes de su boom en el teatro), Paul Mescal nació de repente en 2020, y en los últimos cuatro años ha sido una estrella fulgurante en el cielo del cine gracias a sus papeles en ‘Normal people’, ‘Aftersun’, ‘La hija oscura’ o la futura (y muy intensa) ‘Desconocidos’. La fama le ha pegado fuerte y se ha convertido en el niño mimado del cine… pero él nunca ha pedido toda esta atención.

Una de mescal y una de mesarena

Después de ‘Desconocidos’, que se estrena en febrero, la próxima vez que veamos a Mescal ya será en ‘Gladiator 2’, donde interpretará a Lucius, el hijo de Lucilla y sobrino de Cómodo. Y ahora, en una entrevista con The Times UK, ha declarado que no sabe qué tipo de fama le traerá esta secuela, pero, si impacta negativamente en su vida, se sentirá «profundamente deprimido».

No sé cuál será la diferencia. ¿Quizá eso es naíf? ¿Simplemente me va a parar más gente por la calle? Me sentiría profundamente deprimido si eso ocurre y espero que no sea verdad. Tendré una respuesta el año que viene, pero si la película impacta mi vida de esa manera, no estaré bien. Tendría que moverme y hacer una obra de teatro obtusa que nadie quiera ver.

Mescal

El actor, que se toma su profesión extremadamente en serio (según él mismo), ha aprovechado para hablar de cómo ve él la industria y por qué cada vez le da más miedo que las redes sociales elijan a un actor más allá de sus capacidades: «La actuación nunca debería estar reducida a números de seguidores en Instagram«.

A lo largo de los últimos años, la gente ha hablado de películas y series de televisión como contenido. Es una palabra asquerosa. No es ‘contenido’, es un puto trabajo, no estoy siendo snob, pero hay dos industrias que concurren. Una que trabaja sin cuidado ni integridad artística. Vuélvete loco, haz cosas usando los seguidores de Instagram como un factor a tener en cuenta, lo que sea… Pero la otra es la que siempre ha estado ahí, el arte de hacer cine, dirigir, iluminar y producir. Eso mantiene a los artistas vivos. Y el público quiere ser desafiado.

En Espinof:



Source link