22 febrero, 2024

Noboa visitó el canal asaltado en Guayaquil pero no respondió preguntas de los periodistas

Noboa visitó el canal asaltado en Guayaquil pero no respondió preguntas de los periodistas


En medio de un fuerte dispositivo de seguridad y la presencia de al menos una treintena de periodistas de medios nacionales e internacionales, el presidente de Ecuador, Daniel Noboa, visitó este viernes las instalaciones del canal TC Televisión para solidarizarse con los trabajadores que fueron tomados como rehenes, pero no ofreció declaraciones a la prensa.

El rumor de que Noboa viajaría a Guayaquil, en donde el martes pasado 35 periodistas, camarógrafos y productores fueron víctimas de la incursión en el canal donde trabajaban de varios hombres armados que los tomaron como rehenes durante un programa en vivo, se incrementó en la mañana.

La presencia de un número considerable de soldados y policías en la Avenida de Las Américas y el nerviosismo del personal del canal vaticinó que algo importante iba a pasar este viernes.

Contenido

Detalles del recorrido del presidente

Hacia las 13.00 horas (18.00 GMT) los periodistas que esperaban frente a la entrada principal del canal bajo un inclemente sol, del que solo escapaban refugiándose debajo de las hojas de las palmeras que adornan el edificio, recibieron la confirmación.

«Les informamos que el señor presidente visitará los estudios de TC Televisión hoy al mediodía. Les invitamos a la sala de gerencia del canal para escuchar las declaraciones que el secretario de Comunicación, Roberto Izurieta, brindará al finalizar la visita, aproximadamente a las 13:30″, decía la nota de prensa que se difundió vía WhatsApp.

De inmediato, comunicadores ecuatorianos, colombianos, peruanos, chilenos, franceses y estadounidenses alistaron sus cámaras de video y micrófonos; se ajustaron el chaleco y el casco antibalas que forman parte del día a día en la cobertura de la situación de violencia que vive el país andino; se limpiaron el sudor de la frente y empezaron a caminar hacia la parte posterior de las instalaciones por donde se permitió el ingreso.

Una vez adentro, en fila y acomodados en el piso quedaron los trípodes, micrófonos, mochilas y cámaras. Todos los enseres colocados frente a su dueño.

Un perro antiexplosivos olfateó uno a uno los objetos. Posteriormente registrados por los uniformados que determinaron que: «Todo está ok. No hay peligro».

Así, por primera vez desde la toma de rehenes, los medios tuvieron acceso al interior del canal que quedó fuera del aire durante un día y en donde este viernes los empleados se mostraban sorprendidos, a través de los ventanales y en los pasillos, por el alboroto ante la visita del presidente de la República.

La visita de Noboa

La intención de los periodistas desplazados hasta las instalaciones del canal era hablar con Noboa, quien desde que estalló la crisis de violencia, el pasado 9 de ener, no se ha prodigado en apariciones en público y ha preferido informar a los ciudadanos a través de las redes sociales.

Hoy solo fue posible verle a distancia, mientras recorría la sala de redacción, el estudio de grabación del programa en donde irrumpió el comando armado y la sala de control de los programas de televisión.

A pesar de que durante la campaña presidencial portó un chaleco antibalas, esta vez Noboa apareció vestido simplemente con una camiseta negra, con los brazos casi siempre cruzados en la espalda y actitud circunspecta.

Sin respuestas a la prensa

El gobernante caminó por las instalaciones junto a directivos del canal que le mostraron las pantallas que resultaron dañadas. También vio las balas que impactaron o quedaron incrustadas en las paredes y las puertas.

Mientras tanto, a menos de un metro de distancia los periodistas le hacían preguntas insistentemente: «¿Qué mensaje trae para los empleados del canal?», «¿cuál es la solicitud que le hace el gobierno de Ecuador a la comunidad internacional?», «¿cómo Colombia y Perú pueden ayudar a que Ecuador le gane la guerra a las bandas criminales?», «¿el narcotráfico es el responsable de esta ola de violencia?»

El silencio del presidente fue total.

La visita duró unos treinta minutos y fue el secretario de Comunicación, Roberto Izurieta, quien tal y como se indicó inicialmente, dio unas cortas declaraciones a la prensa que, a pesar de haber tenido tan cerca al presidente Daniel Noboa terminó el recorrido con las mismas dudas acerca de cuáles son los siguientes pasos que el gobierno de Ecuador dará para derrotar a los grupos terroristas. EFE

 


noticiasaldiayalahora.co

Source link