6 marzo, 2021

Pedro José Salas | La heroica historia de un bebé que luchó por vivir


Gracias a la labor incansable de médicos y enfermeros, así como al constante apoyo del empresario Hjlamar Gibelli, un pequeño ángel recién nacido pudo superar una durísima y prematura prueba de vida


DAT.- La historia de Pedro José Salas Padilla es una digna de contar pues se trata de un relato heroico de un bebé de apenas dos semanas que, tras un control pediátrico debido a síntomas anormales (respiración rápida, cansancio, sudoración al comer y poco progreso de peso), fue diagnosticado con un soplo cardíaco.

El infante fue referido al Hospital Cardiólogo Infantil, y allí se evaluó y se especificó que lo que tenía era una comunicación interauricular, una cardiopatía congénita que se caracteriza por un defecto en la pared (el tabique auricular) entre las dos cámaras superiores del corazón, la aurícula derecha y la izquierda.

Entonces comenzó el tratamiento con Espironolactona, a la vez que fue referido al Hospital J.M. de los Ríos… sin embargo, a los dos meses le diagnosticaron cardiopatía congénita (CCC): Conexión Venosa Pulmonar Anómala Total (CVPAT) a seno coronario + Comunicación Interauricular (CI) pequeña, y tuvo que prepararse para entrar en quirófano.

A principios de julio de 2019 llevaron a Pedro a mesa operatoria, y allí se le halla una CIA FO de 5 mm o, lo que es lo mismo, se observa las cuatro venas pulmonares llegando al seno coronario. Lo que hicieron los doctores entonces fue ampliar el orificio del tabique interauricular hasta 20mm aproximadamente, para luego destechar el seno coronario dirigiendo el drenaje de las venas pulmonares a la AI, cerrando el tabique interauricular con parche de pericardio autólogo.


Lea también: Moscovitas están encantados con robots mensajeros que operan en sus calles


El bebé pasó a la UCIP intubado y sedado, y entonces comenzó otra cuesta. Recibió Milrrinone y Furosemida en infusión continua, se le realizó un eco cardíaco, y en las primeras tres horas presentó oligo-anuria y taquicardia 180-198lpm. Se le aumentó la dosis de Milrrinone y, en las siguientes 6 horas, prosiguió la oliguria. Posteriormente se le colocó un catéter de Tenkof para ultrafiltración, y se le mantuvo en ventilación mecánica por 48 horas.

Presentó atelectasia apical (un colapso completo o parcial del pulmón entero o de una parte lóbulo del pulmón) y basal derecha, por lo que se tuvo que hacer una aspiración selectiva. Luego permaneció las siguientes horas en la UCIP con dieta absoluta, y no presentó convulsiones ni focalizaciones.

Superando obstáculos

El bebé Pedro Salas fue trasladado a las 72 horas de PO a hospitalización en condiciones clínicas estables, y la cronología de lo que pasó después fue la siguiente:

  • Infusión de Milrrinone y de Furosemida
  • Oxígeno por cánula nasal
  • Catéter de Tenkof
  • Drenaje mediastinal
  • Se le disminuyó la dosis Milrrinone, de Furosemida y oxigenoterapia.
  • Se retiró el drenaje mediastinal, al igual que el catéter de Tenkof.

El niño fue dado de alta, pero a las 48 horas tuvo que ser trasladado al Hospital de Clínicas Caracas debido a un nuevo inconveniente: durante la cirugía a corazón abierto fue lesionado el nervio frénico, por lo cual ameritó una segunda operación (plicatura de diafragma) en cuyo post operatorio sufrió dos paros respiratorios. Con el tiempo evolucionó y fue dado de alta dependiente de oxígeno diario.

Esta historia y su final alentador no hubieran podido darse sin la labor de los médicos y enfermeros que atendieron a Pedro José. Así lo reconocieron su madre y familiares, quienes también expresaron su dicha y agradecimiento para con ellos, además de para con el empresario Hjlamar Jesús Gibelli Gómez, quien en todo momento estuvo apoyando con el tratamiento.

dateando.com | Lo mejor de las noticias en un solo lugar | Derechos Reservados | 2019