24 septiembre, 2020

Disney reabre la polémica de la resucitación digital

Star Wars se quedó sorpresivamente sin uno de sus personajes más emblemáticos. La actriz Carrie Fisher, quien interpretaba a la princesa Leia en la conocida saga cinematográfica, falleció el pasado mes de diciembre, y dejó firmado un contrato por otras dos producciones.

Los productores de Lucasfilm habían contemplado la aparición del personaje de Leia en el episodio VIII y IX, pero desde que se supo su fallecimiento, los abogados de esta empresa tratan de llegar a un acuerdo con los familiares de Carrie Fisher, para conocer los ajustes que deberán hacerse en el futuro.

Carrie Fisher dejó grabadas todas sus escenas para el Episodio XIII, cinta que podría estrenarse a finales de este mismo año, pero su fallecimiento abre una gran incógnita sobre el episodio IX, así que de momento no se sabe si Lucasfilm eliminará sus escenas, si requerirán de los servicios de otra actriz o si la reanimarán mediante tecnología digital.

Gracias a Rogue One, la empresa de entretenimiento tuvo que hacer frente a una polémica muy sonada, pues en este spin-off que se ubica justo antes del Episodio IV, podemos ver a la joven princesa Leia (interpretada por Fisher a finales de la década de los setenta) y a Tarkin, villano emblematico de la saga interpretado por el fallecido Peter Cushing.

Las breves escenas de Tarkin despertaron revuelo en múltiples medios, y algunos críticos hasta se cuestionaron el futuro de Hollywood, donde los productores podían llegar a prescindir eventualmente de los actores.

dateando.com | Lo mejor de las noticias en un solo lugar | Derechos Reservados | 2019