19 septiembre, 2021

VINCCLER: Sector construcción, clave para reactivación en América Latina en 2021

Juan Francisco de Jesús Clerico Avendaño - VINCCLER - Sector construcción, clave para reactivación en América Latina en 2021 - FOTO

Diferentes empresas calificadoras y proyectistas aseguran que esta industria sea una de las que encabece el proceso de restauración económica de la región, golpeada en 2020 por una recesión


DAT.- De acuerdo a un informe de la firma calificadora S&P Global Ratings, la demanda de materiales para la edificación de viviendas y la construcción en general serán una de las bases de la recuperación económica de América Latina en el presente año. De esta manera, esta calificadora se suma a otras empresas de medición y proyectistas que auguran un repunte de la región tras un 2020 de recesión.

La constructora venezolana VINCCLER, presidida por Juan Francisco de Jesús Clerico Avendaño, se hace eco de este reporte que refleja lo que S&P Global Ratings precisa en sus proyecciones: que los segmentos de aceros largos, exportaciones de cobre y de hierro han registrado precios récord que revelan y refuerzan esta tendencia. Sin embargo, la firma no cree que las tasas de crédito previas a la pandemia de COVID-19 se vuelvan a ver durante 2021 a favor sectores como aerolíneas, transporte, infraestructura, hoteles, comercio, restaurantes, bienes raíces comerciales y de oficinas.

Esto quiere decir que habrá que esperar por lo menos hasta 2022 para que el financiamiento de obras de infraestructura alcance los niveles de “normalidad” que se manejaban hasta antes de marzo de 2020.

“Las economías en la región están retomando impulso, pero siguen siendo vulnerables debido a la fragilidad de la recuperación y al hecho de que los gobiernos no tienen mucho margen para aplicar estímulos fiscales adicionales si se presenta una segunda ola”, explican desde S&P Global Ratings.

A pesar de esto, la firma se manifiesta optimista de cara al financiamiento de los mercados internacionales y su interés en las emisiones de deuda de América Latina, una región que, a la luz de los números, ha soportado con bastante entereza el freno que ha representado la pandemia de coronavirus para la economía mundial.

La CAF y su propuesta de reactivación con inversión vial

Por su parte, la Corporación Andina de Fomento (CAF) presentó a comienzos del mes pasado su plan para la reactivación económica a través de la inversión vial. Resaltó que en la región hay un claro predominio del transporte por carretera y, aunque la cobertura y la calidad de la infraestructura vial han seguido mejorando con el tiempo, hay muchas fallas por corregir.

Precisó el multilateral que las actuales inversiones en carreteras ascienden a USD 28.500 millones anuales (1% PIB), pero que América Latina requiere el triple de ese monto para alcanzar los montos anuales de otras naciones por ese concepto en las próximas dos décadas.

La CAF señala que la eficiencia constructiva de carreteras en la región es baja y construir un kilómetro de carretera en América Latina puede ser cinco veces más caro que en la Unión Europea.

La institución cree que bajo estas condiciones, se hace indispensable identificar proyectos viales sostenibles, que impacten la reactivación económica en el corto plazo, así como invertir en planes de rápida ejecución y alta capacidad para la generación de empleo.


Lea también: VINCCLER | ¡Pronóstico positivo! En 2021 se empezará a recuperar el sector construcción Latinoamérica


Según la CAF, hay estudios que demuestran que los proyectos carreteros son los que proporcionan mayor retorno económico en América Latina, pues contribuyen hasta tres veces más al crecimiento.

En tal sentido, la CAF ha difundido una propuesta para la reactivación económica a través de la infraestructura vial que, según sus cálculos, se podría acometer en la región en seis y nueve meses.

Entre otros elementos, la propuesta busca elevar los niveles de calidad y seguridad de la red vial principal, que representa el 9% de la red total en la región e involucra a los corredores estratégicos de los países de la región.

Apunta la iniciativa que este tipo de intervenciones puede generar gran cantidad de empleo directo e indirecto a corto plazo y tan solo los proyectos de mantenimiento de caminos rurales podrían proporcionar de 200.000 a 500.000 puestos de trabajo directos anuales por cada mil millones de dólares invertidos.

(Fuente: VINCCLER)