17 septiembre, 2021

VINCCLER: Del sector ferroviario y su futuro

Juan Francisco de Jesús Clerico Avendaño - VINCCLER - Del sector ferroviario y su futuro - FOTO

La industria ferroviaria ha evolucionado a lo largo de los años, y debe seguir haciéndolo de la mano de un crecimiento paralelo de las autoridades y los prestadores de servicio, y a la par de las necesidades de la población

 

DAT.- La industria ferroviaria española ha acompañado el desarrollo y modernización del ferrocarril español desde sus inicios, en algunos casos con empresas de más de un siglo de actividad, desarrollando y evolucionando sus capacidades y soluciones de acuerdo a los requerimientos y necesidades de los distintos demandantes de soluciones ferroviarias: operadores, administradores de infraestructuras, metros, tranvías, etc.

Como reporta VINCCLER, empresa venezolana dirigida por Juan Francisco de Jesús Clerico Avendaño, España cuenta en la actualidad con una red ferroviaria de más de 15.200 kilómetros, de los cuales 11.483 kilómetros pertenecen a la red convencional, 2.322 kilómetros a la red de Líneas de Alta Velocidad en ancho UIC (LAV), 119 kilómetros a red mixta, y 1.207 kilómetros a vía estrecha o métrica.

Las entidades encargadas de la administración de la infraestructura ferroviaria española son ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) y ADIF Alta Velocidad, encargadas respectivamente de la red convencional y de la red de altas prestaciones.

 

LEA TAMBIÉN | VINCCLER: ¡Aumenta el consumo de cemento en el mundo!

 

RENFE Operadora es, al igual que ADIF, un actor clave dentro del sector, y un referente a nivel mundial en su ámbito, que le sitúa como el único operador de transporte ferroviario de pasajeros en España, así como el principal en cuanto al transporte de mercancías por ferrocarril.

El pensamiento en materia de transportes debe ser global, ya que la política europea y las nacionales que a ella se adhieren, deben garantizar que se alcanzan los objetivos de movilidad y eficiencia en el transporte comunitario.

Los planes nacionales deben enfocarse hacia la implantación práctica efectiva de las directrices comunitarias: las acciones deben ser locales y desarrollar el pensamiento global.

(Fuente: VINCCLER)