1 febrero, 2023

Fundación Yammine | Economía circular: ¡Así es como contribuye al bienestar del ambiente!

Fundación Yammine - Economía circular ¡Así es como contribuye al bienestar del ambiente! - FOTO

Este modelo sostenible nació en los años 70 y, desde entonces, se ha ido estableciendo en la industria como parte fundamental de la Responsabilidad Social Empresarial

DAT.- La economía circular se ha convertido en una forma de contribuir al bienestar del ambiente por parte de las empresas, las cuales han adoptado con los brazos abiertos este modelo sustentable que busca que los desechos o residuos generados luego de los procesos productivos industriales no sean solo desperdicios, sino que se conviertan en materia prima para otros productos.

Los resultados que se obtienen de esta alternativa son muy positivos, favoreciendo el consumo responsable y reduciendo el uso de energía, agua y de los materiales que regala la naturaleza, lo cual contribuye altamente a reducir el calentamiento global.

LEA TAMBIÉN | Fundación Yammine: Consejos para reducir impacto ambiental producido por empresas

Este modelo de negocio sostenible y alternativo es fácil de poner en marcha, y solo basta con que las empresas identifiquen y desarrolle estrategias y oportunidades. ¿Cuáles? La Fundación Yammine señala algunas:

  • ¡Dile sí a las piezas remanufacturadas!: Cuando se habla de piezas remanufacturadas se hace referencia a aquellos repuestos que son usados pero que han sido desmontados y reemplazados algunos de sus componentes ya desgastados y que son aptos para volver a ser utilizado con toda seguridad. Esto implica un ahorro de energía, agua y uso de productos químicos.
  • ¡Recicla!: Si las empresas comienzan a emplear el reciclaje como una idea de negocio, no solo están ayudando al entorno, sino que tienen una alternativa muy rentable para que, al reutilizar algunos productos, puedan producirse nuevas mercancías útiles al hombre. Esto evita el empleo de materia prima que, al sustraerla de la naturaleza, ponga en peligro varios ecosistemas.
  • ¡Al vertedero lo mínimo!: Muchos de los desechos o residuos que se generan en las empresas pueden convertirse en materia prima para la elaboración de otros productos, esto permite reducir la cantidad de basura que va a parar a los vertederos, algunos de cuales no están aptos para ello. Esto contribuye a reducir en gran medida la contaminación y por ende a minimizar el calentamiento del planeta.
  • ¡Productos duraderos!: Por lo general, los productos están diseñados para que cumplan un propósito y ya, como, por ejemplo: Platos y vasos desechables o envases plásticos para jugos u otras bebidas. Diseñar elementos que puedan ser reutilizados, reparables y reciclados, para que puedan tener una vida útil mucho más larga y reducir así el impacto negativo que se le hace al medioambiente.

(Con información de la Fundación Yammine)