26 octubre, 2021

¡Entérate! Una dieta sana ayuda a combatir el COVID-19

Fabrizio Della Polla - ¡Entérate! Una dieta sana ayuda a combatir el COVID19

Comer balanceado y saludable fortalece el sistema inmune y ayuda a contar con buenas defensas, factores primordiales a la hora de hacerle frente al flagelo


DAT.- La dieta puede ser un aliado para fortalecer el sistema inmune, con el fin de robustecer el organismo en la defensa contra enfermedades.

Gracias a algunos alimentos podemos conseguir un sistema inmune más fuerte y enfrentar con mejor preparación virus como el COVID-19. Según algunos estudios y especialistas, una dieta variada y saludable, así como el consumo de probióticos con cierta frecuencia, ayudan a contar con buenas defensas.

Una reciente publicación de la revista Offam indica que “la investigación demuestra que una dieta equilibrada refuerza el sistema inmunológico. El aporte de energía debe ser el correcto: ni por encima ni por debajo de las recomendaciones. El aporte excesivo de energía afecta a la capacidad del sistema inmunológico de combatir infecciones, puesto que la obesidad está ligada a una mayor incidencia de este tipo de enfermedades”.

Esta es una afirmación de la farmacéutica comunitaria Montse Vilaplan i Batalla, quien además advierte que el sistema inmune también puede verse perjudicado si la dieta se ubica por debajo de las 1200 kilocalorías. También, el consumo bajo en grasas y la buena calidad de esta influirá en el fortalecimiento de sistema inmunológico.

El estudio recomienda incluir en la dieta el pescado azul, frutos secos, aceite de oliva, girasol, soja o linaza, así como el consumo regular de lácteos fermentados como yogur o kéfir. Así, por ejemplo, hay grupos de alimentos que se aconsejan para ayudar a fortalecer las defensas del organismo, como:

  • Cítricos: Se cree que la vitamina C aumenta la producción de glóbulos blancos, importantes para combatir las infecciones. Esta se encuentra en naranjas, mandarinas, limones y limas. Se necesita consumirla diariamente porque el cuerpo no la produce ni la almacena.
  • Pimientos: Además de contener vitamina C, también son una fuente abundante de betacaroteno, que ayuda a mantener sanos los ojos y la piel.
  • Ajos y cebollas: Estos tienen un componente antiviral y antibacteriano que nos protege de contraer infecciones. Los nutricionistas aseguran que mejoran la respuesta frente a virus y bacterias.
  • Brócoli: Conocido como un superalimento, contiene vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Se recomienda mantener su poder intacto y cocinarlo lo menos posible.
  • Jenjibre: Los especialistas afirman que ayuda al sistema digestivo y circulatorio y combate los virus y bacterias dañinos porque posee potasio, niaciana y vitamina C, además de contar con propiedades expectorantes, antitusivas y antinflamatorias.

Sin embargo, así como hay quienes aseguran que estos alimentos sí pueden ser útiles para prevenir y enfrentar el COVID-19, otros sostienen que no hay evidencia que respalde estas creencias.

Algunos especialistas señalan que, por ejemplo, el consumo desproporcionado de micronutrientes, como la vitamina D o el hierro, por el contrario, pueden ser nocivos para la salud.

Los detractores sobre las propiedades de algunos alimentos para combatir el coronavirus dicen que, además, ni el ajo ni el jengibre previenen la infección, que el zinc no evita las infecciones y los probióticos no mejoran el tratamiento contra el coronavirus.


Le puede interesar: ¡Otra a la lista! Moderna también pide autorización de su vacuna contra el COVID-19


De acuerdo a María Barado, especialista en nutrición y dietética, no existen evidencias científicas que respalden tales creencias sobre las propiedades de los alimentos mencionados para combatir el virus, aunque sí se ha demostrado la repercusión que tiene la microbiota o flora intestinal en el desarrollo del agravamiento de los síntomas de la enfermedad.

Según este punto de vista, una alimentación saludable es recomendable para atender la población en general y también a las personas afectadas por la COVID-19 con una sintomatología leve o los asintomáticos.

En todo caso, lo que señalan quienes defienden esta postura es que una dieta saludable sí es importante para contar con un sistema inmunológico fortalecido para enfrentar cualquier enfermedad, pero que solo la aparición de una vacuna podrá prevenir o curar efectivamente una enfermedad como la que está enfrentando el mundo.

Fabrizio Della Polla