17 mayo, 2024
Reverón: luz y guía del arte venezolano

El 10 de mayo de 1889 nació en Caracas Armando Reverón, considerado casi por unanimidad como el más claro intérprete de nuestra cosmogonía creativa, luego de un tránsito técnico y místico por los territorios del color y la forma hasta desarrollar un lenguaje propio, distintivo, universal, sumergido profundamente en nuestras raíces caribes.

Por ello, desde 1983 se conmemora en su honor el Día Nacional del Artista Plástico.
No solo fue un creador natural: se formó en algunas de las mejores academias del mundo pero no pudo evitar sus crisis psicóticas hasta el punto de la locura. Aún así, también fue escultor, artesano, mimo, muñequero y hasta artista del textil.

“Nosotros somos reveronianos, en el sentido de que entendemos que Reverón fue un héroe de la identidad nacional. Construyó una de las obras más emblemáticas y poderosas de la venezolanidad del siglo XX. Hay muchos otros días que se celebran a instancias de la Unesco y de otros organismos internacionales, pero ninguno tiene tanta resonancia, afecto y corazón para nosotros como el 10 de mayo, por tratarse de este personaje tan particular que entendió el Caribe emocional y visualmente”, refiere el artista plástico, poeta, editor, comunicador y gestor cultural Oscar Sotillo.

Coincide la fecha con el Día de la Afrovenezolanidad, acordado en 2005 en el seno de la Asamblea Nacional para recordar las luchas por la visibilización y defensa de la afrodescendencia, sobre todo en un ámbito que le ha legado al país un enérgico sentido de identidad en el contexto del mestizaje como lo es la cultura.

Según el artista, fotógrafo, docente e investigador Zacarías García “desde antes de que se decretara el día, es una referencia extraordinaria a un creador que se convirtió en ejemplo, no solamente por razones de mercado del arte sino por la aventura de vida que decidió.

Eso que decía Juan Liscano de Reverón que es tan hermoso: un ejemplo de ‘descondicionamiento social’. Un aprendizaje de cómo a veces liberarse de compromisos y ataduras sociales, se convierte en una urgencia para la creación”.

Una huella indeleble

  • Juanita: En 1918 conoció a Juanita Mota, su esposa y única compañera hasta su muerte.
  • Moma: En 2007 el Museo de Arte Moderno de Nueva York organizó una retrospectiva de su obra, siendo la primera dedicada a un venezolano y la cuarta a un pintor latinoamericano medio siglo después de Diego Rivera (1931).
  • Maccar: En 2017 fue rebautizado el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas con su nombre.
  • Reveronianos: Todo el que haya cursado estudios en la antigua Escuela de Artes Plásticas Armando Reverón (hoy Unearte)ostenta con orgullo ese privilegio. Se trata de una logia de creadores que siguió el rastro del maestro y de tantos artistas que han llenado al país de luz.

Ver fuente