21 junio, 2024

Diosdado reitera que los inhabilitados no participarán en las elecciones presidenciales

Diosdado reitera que los inhabilitados no participarán en las elecciones presidenciales

El primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello aseguró que los inhabilitados no podrán participar en las elecciones presidenciales de 2024, debido a que no está establecido en los acuerdos firmados en Barbados el 17 de octubre.

En su programa “Con el Mazo Dando”, el diputado dijo que la oposición venezolana «está peor que en cualquier momento» debido a que quieren imponer “puntos” que no fueron acordados con el gobierno.

“Lo que está escrito es lo que va, en ninguna parte se habla de inhabilitaciones ni de temas que algunos quieren imponer”, afirmó, al mismo tiempo que recalcó que no aceptarán ningún monitoreo externo en los comicios presidenciales.

“Si no cumples con la ley, no vas. Puedes gritar, hacerlo lo que tú quieras, rompa los vasos, cierre la puerta de la oficina, pero nada, no vas. Aquí las decisiones la toma el pueblo, y los asuntos los tratamos acá”, enfatizó.

Sobre los acuerdos firmados en Barbados, el diputado aseguró que el gobierno demostró ante la comunidad internacional que Venezuela es un país “libre, soberano e independiente”.

Reiteró que para que en el país se lleven a cabo elecciones libres, el país no debe tener ninguna sanción debido a que hay factores que correrían en “desventaja”.

Contenido

Rodríguez sobre inhabilitaciones

Tras la firma de los acuerdos en Barbados, el presidente de la Asamblea Nacional (AN) y jefe de la delegación oficialista, Jorge Rodríguez destacó que las garantías políticas y electorales acordadas para las elecciones presidenciales de 2024 están «sustentadas en el sólido sistema electoral» de Venezuela que, según dijo, «es la envidia del mundo entero».

«Es auspicioso decir que quienes en el pasado convocaron a la violencia, solicitaron sanciones y convocaron actividades fuera de nuestra Constitución, hoy están firmando un acuerdo parcial, donde todos nos comprometemos por la paz, por construir un clima de tolerancia política y a respetar la Constitución«, señaló.

Según Rodríguez, se intentó «hablar de que las elecciones (presidenciales) serían monitoreadas por observación internacional», lo que consideró como «ilegal».

«En Venezuela hay unas leyes electorales, hay una Constitución, y no puede venir ningún ente extranjero a monitorear nada. Las misiones de observación y las misiones de acompañamiento electoral tienen una reglamentación muy clara y muy estricta, establecida por el Consejo Nacional Electoral», acotó.

En este sentido, aclaró que «se invitarán a las misiones técnicas de observación de la Unión Europea, Africana, el panel de expertos de Naciones Unidas y del Centro Carter», entre otras que, según dijo, «no tienen ninguna posibilidad de involucrarse en nada del evento electoral«.

Aunque no hizo mención directamente de las inhabilitaciones a candidatos de la oposición, el parlamentario reiteró que en las elecciones presidenciales solo podrán participar los dirigentes que «cumplan con los requisitos establecidos, consistentes con los procedimientos contenidos de la Ley venezolana».

Finalmente, Rodríguez adelantó que se reunirán con otros dirigentes de la oposición para «la protección de la Guayana Esequiba y la protección de los activos de Venezuela en el extranjero».

Acuerdos parciales

El gobierno de Nicolás Maduro y la Plataforma Unitaria Democrática firmaron este martes en Barbados dos acuerdos parciales sobre la promoción de los derechos políticos y garantías electorales en Venezuela, y la protección de los intereses vitales de la nación.

Primer acuerdo parcial

Sobre el acuerdo de derechos políticos y garantías electorales para todos los venezolanos, las partes designadas en el proceso suscribieron los siguientes puntos:

– Reconocer y respetar el derecho de cada actor político de seleccionar su candidato para las elecciones presidenciales de manera libre y conforme a sus mecanismos internos.

– Promover de manera conjunta ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), un conjunto de garantías para todos los actores para el venidero proceso comicial presidencial.

Las garantías electorales, que serán promovidas conjuntamente por las partes, incluyen los siguientes aspectos:

  • Proponer que la elección presidencial se lleve a cabo en el segundo semestre del 2024 atendiendo al cronograma constitucional.
  • La actualización del Registro Electoral permanente, incluyendo jornadas especiales de inscripción con presencia de testigos de los actores políticos y continuación del proceso de cedulación.
  • El desarrollo de las auditorias de todo el sistema electoral, incluyendo las relacionadas con el RE y la solicitud de invitación a misiones técnicas de observación internacional, como la Unión Europea (UE), el panel de expertos de la ONU, Unión Africana, Unión Interamericana de Organismos Electorales y el Centro Carter.
  • Promoción de un discurso público y un clima político favorable para los comicios presidenciales, garantizando un proceso pacífico y participativo, sin interferencias externas.
  • Rechazar cualquier forma de violencia en el ejercicio político, así como cualquier tipo de acciones que atenten contra la soberanía, la paz y la integridad territorial de Venezuela.

Las delegaciones también acordaron el reconocimiento público de los resultados de los comicios presidenciales.

– Exhortar a todos los actores políticos y funcionarios públicos a respetar y cumplir la normativa electoral y las decisiones del CNE durante el desarrollo de la campaña.

– Establecer la adopción de medidas para garantizar la seguridad, libertad de circulación y reunión para todos los candidatos en todo el territorio.

– Garantizar la promoción del equilibrio en los medios de comunicación públicos y privados, así como la igualdad de todos los candidatos a los mismos.

– Se promoverá la utilización a todos los candidatos presidenciales y partidos políticos, siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos para participar en la elección presidencial, consistentes con los procedimientos establecidos en la ley venezolana, y conforme a los principios de celeridad, eficiencia y eficacia recogidos en la Constitución.

Además, las partes definieron un mecanismo de seguimiento y verificación, conforme a las pautas que rigen el proceso de diálogo y negociación, y señalaron que continuarán el concilio con otras “medidas” orientadas al fortalecimiento de una democracia inclusiva y cultura de tolerancia y convivencia política, de respeto de los derechos humanos y el levantamiento de las sanciones.

Segundo acuerdo parcial

El presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez informó que el segundo acuerdo firmado hace referencia a la ratificación de los “derechos históricos y soberanos” de Venezuela sobre la Guayana Esequiba, defensa del Acuerdo de Ginebra de 1966, y del patrimonio en el ámbito nacional e internacional.

La partes también acordaron rechazar las acciones unilaterales de Guyana en contravención del derecho internacional relacionadas con el otorgamiento de concesiones de exploración y explotación energética en áreas marinas y submarinos pendientes por delimitar entre los dos países, incluso en áreas que son de jurisdicción de Venezuela.

También se detalló la defensa de los bienes y propiedades de Citgo Petroleum Corporation con el fin de “preservar” los derechos vitales y el patrimonio de la nación. Por último, hacer un esfuerzo para la preservación de los activos de la República en el exterior.

 

Ver fuente