21 octubre, 2021

Venezolano finge ser cónsul en Madrid para extorsionar a las personas

Durante los últimos cuatro años Luis Alberto Ramírez, de 37 años de edad, se radicó en un barrio de Madrid donde se presentaba como cónsul de Venezuela. En ese sentido, durante ese tiempo aprovechó su supuesta influencia para alquilar tres apartamentos y dos locales comerciales.

Ramírez también aprovechó esa supuesta posición para hacer negocios e introducirse en círculos de influencia de la ciudad española. Como empresario, prometía a los venezolanos inmigrantes agilizar los papeles usando también su condición de abogado, colegiado en Madrid, experto en inmigración.

Para ello mostraba un carnet, firmado por la decana, con el número C370047. Además de hacerse llamar cónsul, presumía en Madrid sus contactos en el Sebin, el servicio secreto venezolano, y en Pdvsa, la petrolera estatal.

Sin embargo, las instituciones venezolanas desconocen a Ramírez y no validan los títulos que él mismo se ha otorgado.

“No tenemos ni idea de quién es”, dijo una portavoz de la Embajada de Venezuela.

Desde marzo de este año la policía lo busca por un delito de usurpación de identidad y estafa. En 2016, en el juzgado lo condenaron a dos años de prisión. En septiembre de este año no se presentó a un juicio rápido en el que estaba acusado de amenazas. La causa quedó archivada.

Pese a las evidencias en su contra, insiste en que pertenece al cuerpo diplomático del país. «No te voy a decir en qué país estoy acreditado, no te voy a decir en qué país honro la inmunidad diplomática que caduca en 2023. Tenía el viejo pasaporte que era verde y ahora el nuevo, vinotinto. Qué rico», escribió.

Con información de nota de prensa