3 agosto, 2021

Detenidos en Nirgua han sido imputados por el delito de incitación al odio

Detenidos en Nirgua han sido imputados por el delito de incitación al odio

Durante las manifestaciones que comenzaron en Urachiche y se extendieron hacia Chivacoa, Nirgua, Cocorote, Sabana de Parra y San Felipe fueron detenidos al menos 29 hombres. Foto cortesía

Tras las protestas registradas en el estado Yaracuy fueron imputados seis ciudadanos por el delito de incitación al odio, estos junto a 7 personas más fueron privados de libertad solo en Nirgua, por medio de la abogado del Foro Penal en la entidad, Norma Delgado, se conocieron los nombres de los primeros procesados, estos son Javier Giménez, Juan Mercado, Iván José Ríos Pinto, Mario Montoya y Zathdiel Rangel.

Fue en la capital San Felipe donde se realizó la audiencia de presentación, misma que sucedió este 27 de septiembre y se extendió hacia horas de la noche, a los habitantes que transitaron por el proceso judicial les imputaron también posesión de artefactos explosivos, delitos que a juicio de Delgado fueron dictados por la fiscalía “sin indicar la razón por la cual imputaba la incitación al odio”.

Durante las manifestaciones que comenzaron en Urachiche y se extendieron hacia Chivacoa, Nirgua, Cocorote, Sabana de Parra y San Felipe fueron detenidos al menos 29 hombres, de estos han sido imputados 13. A cinco les solicitaron fiadores para dejarlos en libertad. Por su parte, al ciudadano Héctor Escalona le acusan de terrorismo junto a otra persona.

Los familiares de los detenidos han mostrado preocupación, ya que en la entidad hay problemas con el transporte por la falta de combustible y a esto se le suma la radicalización de la cuarentena que rige durante esta semana, explicó la abogado Delgado, quien agregó “En medio de esta situación sin gasolina, como les traen comida, las medicinas de los enfermos”

Le puede interesar: Venezuela tendrá un Consejo Militar Científico y Tecnológico para el desarrollo de armas

Esta situación catalogada por Delgado como “saña incalculable” se origina debido a que el traslado de los privados de libertad hacia las localidades donde habitan no se ha realizado, aun cuando el juzgado así lo ordenó.