28 septiembre, 2021

Alejandro Esis: Consejos para usar debidamente las tarjetas de crédito

Alejandro Esis - Consejos para usar debidamente las tarjetas de crédito - FOTO

Las tarjetas de crédito pueden ser tanto una bendición como una maldición, depende del uso (indebido o no) que le den las personas a esta útil herramienta financiera


DAT.- Mantener bajo control las finanzas personales no es una tarea sencilla de llevar a cabo ya que es primordial tener una conciencia financiera que permita sostener una vigilancia continua sobe el dinero y, así, cubrir las necesidades básicas, además de poseer un monto para cubrir casos de emergencia. Muchas veces no se hace un buen uso del dinero debido a que no hay un dominio al momento de realizar las compras y, sobre todo, cuando se tienen tarjetas de crédito, que son un gran aliado… si se usan correctamente.

Una tarjeta de crédito es un medio de pago que nos permite realizar compras y cancelar su valor después. Es decir, cuando hacemos una adquisición, su pago se efectúa mediante un préstamo que nos hace una entidad financiera. Esta especie de deuda se debe cancelar en el tiempo y condiciones previamente establecidas entre el banco y el cliente; lo cual genera una tasa de interés si se llega al plazo establecido y no se ha pagado totalmente, lo que se traduce en un record negativo, por lo cual el cliente no puede acceder a otros préstamos bancarios.

Las tarjetas de crédito pueden convertirse en una bendición o maldición, dependiendo de cómo las personas las usen, y saberlas utilizar correctamente requiere de varios consejos que, aunque parezcan obvios, no son tomados en cuenta.

Lo primero que se debe hacer es tener la certeza de que el dinero con que se cancela algo a través de este medio de pago es un préstamo, es decir, no es forma parte del capital personal y hay que reponerlo en un tiempo establecido.

Los expertos en finanzas personales aconsejan seguir ciertas normas a la hora de adquirir una tarjeta de crédito para así, no tener ningún tipo de problemas financieros que puedan desajustar el presupuesto familiar. Entre estos consejos tenemos:

  • Poner atención a la hora de firmar el contrato: A la hora de firmar el contrato para adquirir una tarjeta de crédito, el tarjetahabiente debe informarse sobre sus derechos al igual que sus deberes, igualmente conocer que beneficios adicionales ofrece la entidad financiera y como actúa en caso de robo o clonación de esta herramienta de pago.
  • Mantener un control de los gastos mensuales: Una de las grades desventajas que tienen las tarjetas de crédito es que no deja visualizar lo que se gasta, solamente se percibe al recibir el estado de cuenta. Por eso es fundamental estar atento y llevar un control de todos los gastos y así, asegurarse de evitar caer en excesos.
  • Fijar una cantidad mensual: Esta alternativa ayuda a evitar exceso a la hora de comprar, muchas entidades bancarias fijan este monto, pero en caso contrario, el tarjetahabiente puede hacerlo. Es importante establecer una cantidad razonable que permita cubrir cualquier emergencia.
  • Pagar cada mes: El cancelar toda la deuda que se adquiere cada mes, es una excelente opción para evitar problemas que puedan perjudicar tanto el presupuesto familiar como el record positivo lo que asegura futuros créditos.

 

LEA TAMBIÉN | Alejandro Esis: De los instrumentos financieros y su importancia para la inversión

 

  • Evitar pagar el mínimo de la cuota mensual: Cuando se hace este tipo de pago, se corre el riesgo de solo cancelar los intereses por el uso de la tarjeta y no abonar para ir reduciendo el monto total de la deuda.
  • Cumplir con las fechas de pago: Hay que prestar atención a las fechas de pago ya que esto genera intereses que pueden resultar muy altos y difíciles de cancelar.
  • No aferrarse a promociones: Antes de comprar hay que pensar si realmente es necesario, sobre todo en aquellos casos de ofertas y descuentos tentadores.
  • Cancelar las tarjetas de crédito que no se usen: Es recomendable no tener más de dos tarjeta de crédito, esto es debido a que mientras más se tenga, mayor será la tentación de gastar.

Las tarjetas de créditos son herramientas muy prácticas a la hora de hacer pagos, pero si no se usan debidamente pueden generar endeudamientos graves.

Alejandro Esis