21 septiembre, 2020

Heissler Guillent, un veterano de mil batallas al servicio de Guaros


El basquetbolista de Macarao, a base de talento y esfuerzo, lo ha ganado todo en sus pasos por el conjunto crepuscular y la Selección Nacional


El armador Heissler Guillent es hoy día una referencia del baloncesto venezolano, y todo comenzó por allá por 2006, cuando empezó poco a poco a despuntar con Guaros de Lara, un equipo con el que logró grandes cosas, con el que se mantiene, y del que es símbolo y estandarte.

Fue en 2008 cuando el talento de Guillent explotó, firmando una campaña realmente sobresaliente, en la que disputó 47 compromisos y dejó estadísticas de 12.9 puntos por partido, 1.8 en rebotes y 4.3 asistencias, lo cual le valió para ser elegido Novato del Año. Más tarde, en 2011, culminó su primer paso por el conjunto presidido por Jorge Hernández Fernández.

Lo que vino ese año fue un fugaz periplo en Bucaneros de la Guaira, donde alzó el MVP del torneo local tras disputar 44 careos, promediando 19.4 puntos, 3.4 rebotes y 4.8 asistencias por partido. Y fue fugaz porque en 2012 volvió a casa, al club que lo formó, a sus Guaros de Lara. Su vuelta fue por todo lo alto, y se ganó el cariño de la afición del Domo Bolivariano.

Su segundo y definitivo paso por el cuadro crepuscular ha sido espectacular, con campeonatos de la LPB y éxitos internacionales incluidos (desde el bicampeonato en la Liga de las Américas hasta la Copa FIBA Intercontinental).


Lea también: Guaros de Lara tira de historia mientras aguarda arranque de la Superliga


También se ganó el cariño del país gracias a sus actuaciones con la Selección Nacional. Allí, Heissler agregó a su palmarés la coronación de campeón en el FIBA Américas de 2015, siendo incluso reconocido como parte del quinteto ideal del certamen junto a figuras como Andrew Wiggins, Andrés Nocioni, Luis Scola y Gustavo Ayón. Además, en el Mundial de China, Guillent aportó cartel para lo que significó la mejor participación de Venezuela en una cita internacional (13 puntos por partido y 6 asistencias, para ser uno de los líderes en esos rubros del torneo).

Y mientras todos esos éxitos y triunfos iban llegando, Guillent insistía en que muchas de sus cualidades como deportista las obtuvo de la calle. “En la calle uno asimila muchas cualidades individuales. Aprende a no tener miedo, a ser arriesgado. La verdad es que se juega con mucha rivalidad, mucho uno contra uno”, ha explicado múltiples veces, lo ha demostrado otras tantas, y promete seguir haciéndolo.

(Con información de JorgeHernandezGuaros.COM)

dateando.com | Lo mejor de las noticias en un solo lugar | Derechos Reservados | 2019