17 mayo, 2022

Fundación Alma Amiga y cómo ayudar al prójimo en tiempos de pandemia

Enrique Romero - Fundación Alma Amiga y cómo ayudar al prójimo en tiempos de pandemia - FOTO

La labor de la Fundación Alma Amiga se basa en el esfuerzo y compromiso de un voluntariado que ayuda a todos los que lo necesiten durante la crisis del coronavirus

DAT.- La crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha sido un terreno fértil para que florezcan diversas iniciativas y acciones solidarias en las que pueden participar todos, ayudando a la comunidad haciendo trabajo de voluntariado u otras acciones inspiradoras, motivadoras y orientadoras.

Estas iniciativas mantienen la solidaridad, optimismo y entrega para entre todos superar la pandemia de la mejor forma, y algunas de ellas son:

  • Escribir cartas a personas enfermas y en situación de aislamiento: Este movimiento ayuda a aquellos enfermos que se encuentran totalmente separados de sus familias, o con familiares que saben que están muriendo, a través de misivas que contienen mensajes de ánimo o historias que sirvan para evadir la dolorosa situación.
  • Solidaridad vecinal: Esta es una iniciativa que se ha cumplido en pequeña escala a nivel vecinal, extendiéndose de forma exponencial hasta el punto de ser una campaña enorme que tomó por sorpresa al mundo. Trata de una necesidad creciente de ser solidarios con la gente que tenemos cerca.
  • Voluntariado: Hay canales para que todas la población se organice y preste su ayuda a aquellos que lo necesitan. Algunas comunidades llevan un registro propio para canalizar esta solidaridad ciudadana. Existen múltiples organizaciones no gubernamentales que prestan ayuda al más necesitado.
  • Donaciones de sangre: Responder al llamado de los bancos de sangre cuando los centros sanitarios lo soliciten. La experiencia es que la comunidad ha acudido al llamado sin reservas para ayudar con la emergencia sanitaria.

LEA TAMBIÉN | Fundación Alma Amiga y los 6 valores familiares más importantes

Las iniciativas propias también valen, así como el uso de tecnología para mejorar las condiciones sanitarias, el suministrar material necesario para usar durante la pandemia, el reunir a personas que conozcan del oficio de la costura y elaborar mascarillas para la comunidad, el desarrollar campañas a través de las redes sociales, y hasta impulsar un emprendimiento social.

En momentos de crisis lo mejor es ser resiliente y brindar una mano amiga a las personas a nuestro alrededor con una serie de acciones que no deben ser en ningún momento una carga o un compromiso. La ayuda debe aportarse de forma entusiasta, con generosidad y de formas diversas, cumpliendo siempre con los protocolos de bioseguridad.

El indetenible trabajo de la Fundación Alma Amiga es impulsado con amor incondicional por su voluntariado, embajadores y grandes colaboradores como Enrique Romero. Aportar un granito de arena a todos los que lo necesiten durante la crisis del coronavirus ha sido una prioridad para la organización.

(Con información de la Fundación Alma Amiga)