16 mayo, 2022

Fundación Alma Amiga y los 6 valores familiares más importantes

Enrique Alberto Romero Domínguez - Fundación Alma Amiga y los 6 valores familiares más importantes - FOTO

La familia es vital para la sociedad pues allí se enseña valores a los niños para ser mejores personas

DAT.- El núcleo más importante de la sociedad hoy día es la familia, pues es en el hogar donde los niños crecen y aprenden de valores, que son aquellas virtudes y cualidades que adoptan las personas en favor de sí mismos y sus semejantes, y que expresan un determinado comportamiento considerado como correcto.

Es fundamental que en casa, durante los procesos de crianza y convivencia, se integre el aprendizaje de ciertos valores afectivos que son importantes para formar a los hombres del futuro, y al mismo tiempo dan respuesta a diferentes necesidades de la persona, dada su importancia para la sociedad. Estos son:

  • Amor: El principal de los valores afectivos, y se trata de un sentimiento fuerte y perdurable aunque su intensidad puede variar con el tiempo. Se trata de amar a nuestros seres queridos y apreciar lugares y objetos que nos evocan momentos que compartimos con la familia.
  • Gratitud: Es la forma en que el ser humano expresa su agradecimiento hacia una persona o un evento ocurrido. Pequeños gestos hacia el prójimo son recibidos con gratitud y demuestran apoyo solidaridad y respeto. Este valor se expresa con acciones concretas o palabras de agradecimiento, y se encuentra ligado a valores como lealtad, amor, entre otros.
  • Respeto: Forma parte de nuestra integridad y debemos aplicarla a lo largo de nuestra vida, aprendiendo la mejor forma de actuar según la situación, atender lo que la otra persona nos dice, y saber cómo defender nuestras propias convicciones sin ofender a otros. Mantener el respeto en nuestras vidas hacia los demás, definirá las relaciones que nos rodean de forma responsable y honesta.

LEA TAMBIÉN | Fundación Alma Amiga | Gratitud: Importancia de mantenerla en nuestras vidas

  • Solidaridad: Es un valor que genera empatía y nos permite ponernos en el zapato del otro. El poder entender qué es lo que está experimentando y saber qué apoyo brindar a la persona, surge un sentimiento genuino de ayudar y de querer que los demás se sientan bien.
  • Cortesía: Es una demostración de respeto que denota atención y cuidado hacia la otra persona, ser cortés propicia buenas relaciones con todas las personas que interactuamos en un momento determinado. Su función última es satisfacer el deseo de la persona de ser aceptada.
  • Paciencia: Este valor rige nuestra capacidad de saber esperar y de comprender las debilidades, tanto las nuestras como las de los demás. Implica poder entender al prójimo y a nosotros mismos, escuchando y ofreciendo los mejores consejos posibles.

Otros valores esenciales para construir una verdadera familia y una mejor sociedad son la humildad, la felicidad, el optimismo, el compromiso, la voluntad, la amistad y el perdón. Todos ellos tienen su asiento en la perseverancia con la que se apliquen e induzcan entre los miembros de una familia, la cual debe mantener dentro del hogar espacios de comunicación y diálogo constante, normas de conducta y comportamientos, y estrategias para reconocer lo bueno en cada integrante.

Para la Fundación Alma Amiga es importante enseñar estos valores a los niños desde temprana edad para su desarrollo integral, a través del amor incondicional. Por esta razón crean estrategias educativas, implementadas gracias a sus voluntarios, embajadores y grandes colaboradores como Enrique Alberto Romero Domínguez, para que ellos logren su bienestar y autonomía en su vida.

(Con información de Fundación Alma Amiga)