22 febrero, 2024

«Plan contra Hamás no funciona» UE impulsa un Estado palestino como única salida a la guerra

"Plan contra Hamás no funciona" UE impulsa un Estado palestino como única salida a la guerra


Los ministros de Exteriores de la UE impulsan desde Bruselas conversaciones para una posible solución a la guerra en curso en Gaza. Este 22 de enero, el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, pidió abordar la creación de un Estado palestino, en vez de solo plantear un proceso de paz. Además, el diplomático señaló que la ofensiva de Israel para eliminar a Hamás no está funcionando. Sus declaraciones llegan luego de que el primer ministro Benjamin Netanyahu reafirmara su oposición a cualquier vía que conduzca a un Estado palestino, alegando motivos de seguridad. Entretanto, continúan la destrucción y la muerte en el enclave palestino, donde la cifra de víctimas mortales aumentó a 25.295, informó el ministerio de Salud local.

Crear un Estado palestino. Esa es la única vía real para la solución del conflicto israelí-palestino, más allá de la guerra en curso. Así lo manifestó en una declaración el alto representante de la Unión Europea, Josep Borrell.

Una postura seguida por varios ministros de Exteriores de la UE y de algunos países árabes, que este 22 de enero se reunieron en Bruselas, por separado, con líderes palestinos e israelíes para discutir una posible salida a la sangrienta guerra en Gaza. En tres meses de la escalada del conflicto ya han muerto 25.295 personas, la mayoría mujeres y niños, informó este lunes el Ministerio de Salud local.

“Tenemos que dejar de hablar de paz, del proceso de paz, y empezar a hablar de manera más concreta sobre el proceso de solución de dos Estados. Porque la paz puede ser de muchas formas diferentes. ¿De qué tipo de paz estás hablando? (…) De ahora en adelante, no hablaré del proceso de paz, sino del proceso de solución de dos Estados», declaró Borrell, en referencia a la formación de un Estado palestino, ya que el de Israel existe desde 1948.

Si bien sus palabras ponen sobre la mesa un camino definido, la discusión en este sentido sigue teniendo fuertes obstáculos, como quedó claro el domingo 21 de enero, cuando el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, reafirmó su línea dura contra cualquier posibilidad de crear un Estado palestino.

Netanyahu, que justificó “un peligro existencial” para su país, aseguró que seguirá insistiendo en un control total de la seguridad sobre todo el territorio al oeste del río Jordán, que incluye Gaza y Cisjordania ocupada. “Mientras sea primer ministro, continuaré defendiendo esto firmemente”, remarcó el político.

“Las declaraciones de Benjamin Netanyahu son preocupantes. Será necesario un Estado palestino con garantías de seguridad para todos”, respondió este lunes el ministro francés de Asuntos Exteriores, Stéphane Sejourne, desde Bruselas.

«Están sembrando el odio por generaciones»

Frente al objetivo declarado de Israel de “aniquilar” a Hamás en su devastadora ofensiva en la Franja de Gaza, desde hace más de tres meses, Borrell aseguró que la vía armada no funciona y, en cambio, crea una crisis humanitaria. El diplomático cuestionó qué vías propone Israel para traer una verdadera solución al conflicto de décadas.

“¿Cuáles son las otras soluciones que tienen en mente? ¿Hacer que todos los palestinos se vayan? ¿Matar a algunos de ellos? 25.000 ya están (muertos) en Gaza, el 70 % son mujeres y niños. Ciertamente, la manera de intentar destruir a Hamás no es la que ellos están haciendo, porque están sembrando el odio por generaciones. Tenemos en mente lo que es Hamás, lo que ha hecho Hamás, y ciertamente lo rechazamos y lo condenamos. Pero la paz y la estabilidad no pueden construirse solo por medios militares, y no con esta forma particular de utilizar medios militares», destacó el alto diplomático de la UE.

La UE es el principal proveedor mundial de ayuda a los palestinos y el mayor socio comercial de Israel, pero tiene poca influencia sobre el país de mayoría judía. La mediación internacional también se complica ante las profundas divisiones en este asunto entre los 27 países del bloque, aunque a medida que aumenta la magnitud de muertos en el bloqueado territorio, crecen los llamados para detener las hostilidades.

“Gaza se encuentra en una situación de extrema urgencia. Existe riesgo de hambruna. Existe riesgo de epidemias. La violencia debe cesar”, señaló este lunes la ministra belga de Asuntos Exteriores, Hadja Lahbib, cuyo país ocupa la presidencia rotatoria de la UE.

Antes de la reunión de Bruselas, el servicio diplomático de la UE envió un documento de debate a sus 27 países miembros, sugiriendo una hoja de ruta hacia la paz en el conflicto palestino-israelí más amplio.

En el centro del plan está un llamado a una «conferencia de paz preparatoria» que sería organizada por la UE, Egipto, Jordania, Arabia Saudita y la Liga de Estados Árabes, que también contaría con la participación de Estados Unidos y la Organización de Naciones Unidas.

El documento interno, citado por Reuters, deja claro que un objetivo clave de un plan de paz debería ser el establecimiento de un Estado palestino independiente, «que viva al lado de Israel en paz y seguridad».

«Ha llegado el momento de la verdad. ¿Permitiremos que una agenda racista radical dicte el futuro o nos uniremos y diremos que el camino está claro, queremos paz para todos y una solución de dos Estados es el único camino”, expresó el canciller jordano, Ayman Safadi, refiriéndose a las intermitentes conversaciones de paz entre israelíes y palestinos desde la década de 1990.

Contenido

Israel financió a Hamás para debilitar a la Autoridad Palestina: la dura acusación de Borrell

No está claro si Israel cambiaría su postura para que el plan de la UE y algunas naciones árabes prospere y las fuertes y recientes acusaciones del alto diplomático de Bruselas podrían hacer más difícil que el Gobierno de Netanyahu ceda.

El fin de semana, Borrell acusó al Estado de mayoría judía de financiar al grupo Hamás –que controla Gaza y es calificado por Israel como terrorista– como parte de su estrategia para debilitar a la Autoridad Palestina, liderada por Mahmud Abbas, que gobierna de manera limitada Cisjordania, dado el control de las autoridades israelíes.

“Israel, al seguir rechazando esta solución, ha llegado al extremo de crear ellos mismos a Hamás. Sí, Hamás ha sido financiado por el Gobierno israelí para intentar socavar la Autoridad Palestina de Al-Fatah», sostuvo Borrell, durante un discurso en la Universidad de Valladolid, España.

Sus palabras contradijeron públicamente a Netanyahu, que previamente ha negado acusaciones similares.

“Solo creemos que una solución de dos Estados impuesta desde el exterior traería la paz, aunque Israel insista en lo negativo», agregó Borrell, en la víspera del encuentro en Bruselas.

La parte palestina está profundamente dividida sobre la solución de dos Estados: la Autoridad Palestina, respaldada por Occidente, ha negociado con Israel; mientras que Hamás, el archirrival de la Autoridad Palestina, ha jurado destruir a la nación de mayoría judía.

La disputa sobre el futuro del territorio, que se produce mientras la guerra aún continúa sin un final a la vista, enfrenta a la UE, Estados Unidos y sus aliados árabes frente a la visión de Israel y plantea un obstáculo importante para cualquier plan de gobernanza o reconstrucción de posguerra en Gaza.

Israel aún no alcanza su objetivo declarado de “eliminar” a Hamás y liberar a los más de 100 rehenes que quedan en el enclave. Pero Netanyahu rechaza un Estado palestino y, pese a algunas declaraciones ambiguas desde su gabinete, el premier parece aferrarse a su idea de control militar indefinido sobre Gaza.

Las tropas israelíes irrumpen en el hospital Al-Khair, en el sur de Gaza

Mientras la parte diplomática intenta mediar, en el terreno los gazatíes siguen sufriendo por las incesantes bombas y explosiones de Israel que caen por cielo, mar y tierra.

Luego de bombardear varios hospitales –incluido Al-Aqsa, el que fuera el mayor centro hospitalario del norte de la Franja– las tropas siguen dejando a los palestinos sin centros médicos para atender sus graves heridas o refugiarse.

Este lunes, los soldados israelíes irrumpieron en el hospital Al-Khair y arrestaron al personal médico, denunció el portavoz del Ministerio de Salud de Gaza, Ashraf al-Qidra. Además, siguieron bombardeando en las inmediaciones del hospital Nasser, el principal del sur de ese territorio.

Allí llegaron las tropas tras avanzar por primera vez hacia el distrito de Al-Mawasi, cerca de la costa mediterránea, al oeste de Khan Younis, la principal ciudad del sur de Gaza.

Asimismo, la Media Luna Roja palestina informó que los tanques del Ejército de Netanyahu rodearon el hospital Al-Amal, también en Khan Younis, sede de la agencia de rescate, y que perdió contacto con su personal allí.

Al menos 50 personas murieron durante los ataques nocturnos en Khan Younis, que se sumarían a decenas de muertos y heridos que habrían dejado los asedios a las instalaciones médicas en las últimas horas, lugares a las que los rescatistas no han podido tener acceso, agregó el vocero de la cartera de Salud.

A lo largo del enclave al menos 190 palestinos perdieron la vida y 340 resultaron heridos, solo en las últimas 24 horas.

«La ocupación israelí está impidiendo que las ambulancias se muevan para recuperar los cuerpos de los mártires y los heridos en el oeste de Khan Younis», afirmó Ashraf al-Qidra.

Ante las fuertes críticas por los ataques a los hospitales, el Ejército de Israel justifica que los combatientes de Hamás operan desde y alrededor de esos lugares, versión refutada tanto por el grupo islamista, como por las autoridades médicas. AFP

 

 


noticiasaldiayalahora.co

Source link