3 marzo, 2024

Pablo Motos intentó evitar que su polémica con Sofía Vergara en ‘El hormiguero’ se hiciese viral. Ahora dice que todo estaba pactado

Pablo Motos intentó evitar que su polémica con Sofía Vergara en 'El hormiguero' se hiciese viral. Ahora dice que todo estaba pactado


Seguramente el momento más viral de lo que llevamos de 2024 (y dudo que desde España generemos uno de tanta repercusión global) es la polémica entrevista entre Pablo Motos y Sofía Vergara la semana pasada en ‘El Hormiguero‘. Una entrevista en el que los chascarrillos del primero se vieron respondidos por la actriz colombiana, que presentaba esa noche ‘Griselda‘.

Un festival de zascas con el que, hay que reconocer, los detractores del presentador se frotaron las manos y que enseguida acabó desbordando las distintas redes sociales y protagonizando clips de programas tan veteranos como el irónico zapping de ‘APM?‘. Al poco de que el programa catalán colgase el clip en su cuenta de X, este sería «tumbado».

Y no serían los únicos vídeos tumbados con el motivo de vulnerar los derechos de autor. Algo que, si bien están en su derecho, parecía demasiado selectivo teniendo en cuenta que otros clips más «benignos» tenían vía libre para superpoblar Internet. Incluso en el vídeo oficial de la web de Antena 3 había cortes «sospechosos».

Hoy ha venido a «servir coño» al Hormiguero…

Una sombra de la censura alimentada por el presunto historial de presiones por parte Motos y su productora hacía los que les critican y que, valga la redundancia, daban más fuego a una polémica que ha estado en el aire casi diez días pero que por fin ha sido abordada por el presentador.

Acompañado anoche en ‘El hormiguero’ por Antonio Resines y Jorge Sanz, que presentaban ‘Serrines’, dedicaron un momento de la entrevista a hablar de qué había pasado ese día. La respuesta, en corto, fue que había sido todo pactado:

«Viene Sofía al programa. Conectamos muy bien cuando nos conocimos y le dije que había visto una entrevista suya con Kevin Hart donde no le dejaba caminar y que ambos estuvieron vacilándose todo el programa. Y entonces le propongo que si hacíamos nosotros como si fuéramos viejos amigos y ella me vacilaba durante la entrevista. Nos lo pasamos fenomenal y cuando terminó el programa todos estamos contentísimos y pensamos que había sido una de las mejores entrevistas. Del resto, no sé nada hasta hoy. Sé que ha llegado al resto del mundo hasta a Argentina».

«Todo el mundo piensa que hubo un problema gordo», comentó Pablo Motos sentado a la mesa con los dos actores, «Siento muchísimo haber molestado a tanta gente por algo que nunca sucedió», sentenció el presentador dando cierre a su alegato.

La verdad es que, si bien es posible que lo hubieran pactado (de hecho, si miramos con ciertos ojos benignos sí que podemos interpretarlo así), extraña que desde la productora pareciese que estaban en modo «apagar fuegos»… y el no haberlo aclarado durante los días siguientes no les hizo demasiado favor.

En Espinof:





Source link