17 mayo, 2022

Aline Griffith espía de la CIA y musa de Balenciaga, conoce su verdadera historia

Aline Griffith

La Vanguardia. Aline Griffith.

La joven estadounidense Aline Griffith fue una espía de la CIA y musa Balenciaga que experimentó una vida llena de aventuras, murió a los 97 años en Madrid, en el año 2017.

Por medio de varios libros autobiográficos ella contó sus vivencias. A los 21 años llegó a España durante la Segunda Guerra Mundial, se transformó en condesa y parte del clan de los Figueroa.

Aline era preciosa, con un gran encanto y don de gentes, muy inteligente, una persona singular, hablaba inglés y español y un poco de francés. Fue entrenada en un lugar conocido como La Granja, en Maryland, por el mismo hombre que entrenó a Popov, William Fairbairn. Aprendió a manejar armas, a luchar con cuchillos, a matar con las manos… Tal vez no llegó a asesinar a nadie, pero Aline fue entrenada para ser letal”, explica el escritor y abogado estadounidense Larry Loftis, quien escribió un libro sobre ella.

¿Dónde nació Aline Griffith y a qué se dedicaba?

Griffitn nació en Pearl River en el año 1923, se licenció en Literatura, Historia y Periodismo, además fue modelo y tenía interés en ser útil para Europa que estaba viviendo la Segunda Guerra Mundial.

En España debía espiar a los nazis, las fiestas y tabernas eran un lugar de encuentro para agentes alemanes y espías de todo el mundo.

En el día Aline logra descifrar mensajes en clave con el apoyo de la America Oil Control Comission y en las noches se muestra como Balenciaga, yendo a fiestas donde logra sus objetivos de espionaje

“Griffith prestaba un trabajo muy valioso porque coincidía en muchos actos y fiestas con personas como el agregado de prensa alemán, Hanz Lazar o el príncipe Maximiliano Egon de Hohenlohe. Escribió 59 informes. Eran mejores y más numerosos que los de cualquier otro agente”, detalló Loftis.

También te puede interesar: Yailin la novia de Anuel AA sigue siendo mediática, conoce detalles