21 septiembre, 2020

¡Entérate! Así es como la Agencia Secasports se convirtió en la mejor del país


En el año 2000, el agente FIFA Sebastián Cano Caporales fundó en Valencia a la empresa detrás de jugadores como Yeferson Soteldo o Josef Martínez


La Agencia Secasports es hoy día la empresa de representación, consultoría y asesoría de fútbol más grande e importante de Venezuela, algo que ha logrado gracias a una enorme capacidad de visión y a una inmensa disponibilidad para el trabajo… Y todo comenzó por allá por el año 2000 en Valencia.

Ese año y en esa ciudad, Sebastián Cano Caporales fundó la empresa con el propósito de formar, guiar y asesorar la carrera de los jugadores. Lo primero que se hizo en la agencia fue elaborar un plan estratégico a mediano y largo plazo, y los siguientes años fueron unos de muchísimo sacrificio, inversión económica y tiempo.

Luego de establecido el plan y arrancar las labores, comenzaron los viajes, la preparación y épocas de estudios. En el ínterin, Cano se convirtió en el segundo agente FIFA del país, y se realizaron travesías a Sudamérica y Europa, a las mejores escuelas de formación de agentes de jugadores y reuniones con empresarios que dominaban parte del mercado mundial. Todo ello sirvió para tener una visión más clara, técnica y profunda de a dónde se quería llegar y cómo hacerlo.

En esa época también comenzaron los viajes por toda la geografía venezolana para conocer cara a cara a los mejores talentos (tanto deportivos como humanos). Así se empezaron a conseguir a personas tanto de valores familiares increíbles como de muchas dificultades. Diamantes en bruto para ser pulidos.


Lea también: Sebastián Cano, representante y formador de talentos del fútbol nacional


Profesionalización e internacionalización de jugadores

Años entre asesorías y coaching pasaron con los 12 primeros talentos de Secasports, y pronto llegó la recompensa: las primeras convocatorias a Sudamericanos Sub-15 de sus jugadores. Eso fue un logro para la empresa, que ahora tenía al país fútbol dirigiendo su mirada hacia ella y su forma de trabajar. ¿Resultado? Se alcanzaron los primeros contratos de estos futbolistas con equipos profesionales.

El siguiente paso lógico tras la profesionalización era la exportación, y eso llegó con Luis Manuel Seijas. El mediocampista carabobeño fue en su niñez el primer jugador acogido por la agencia, y también fue en 2009 el primero en salir al exterior (específicamente al Independiente Santa Fe de Bogotá, Colombia). Luego se dieron los casos de Alexander González y Josef Martínez, quienes triunfaron muy jóvenes en el Caracas FC y, con la asesoría de Secasports, dieron el salto a Europa (al Young Boys de Suiza).

Esa experiencia en el mercado internacional le permitió a la agencia ganar espacios importantes para así llegar a clubes más relevantes. Ergo, la llegada de Darwin Machís al Granada de España, movida que no solo consolidó la posición de Secasports, sino que le abrió la posibilidad de establecer una alianza con la influyente familia Pozzo (dueña además de Udinese y Watford).

Lo que siguió fue una expansión a mercados como Italia (con el fichaje de Josef al Torino o de Christian Makoun a la Juventus), Portugal (Jhon Murillo al Benfica y Yordan Osorio al Porto), Chile (Rómulo Otero y Yeferson Soteldo al Huachipato), la consolidación de la mencionada Colombia (Wuilker Fariñez al Millonarios y Ronaldo Lucena al Atlético Nacional), y la apertura a Argentina (Samuel Sosa al Talleres).

Noruega, Turquía, Eslovaquia y Qatar son otras ligas que Secasports ha explorado con sus jugadores, y luego está la Major League Soccer. Allí se colocó a Josef Martínez con el Atlanta United, logrando un enorme éxito, y posteriormente se enviaron otros tres fichajes.

Toda esta historia de éxito, sin embargo, no es más que el comienzo para Sebastián Cano y la Agencia Secasports. El plan es colocar jugadores en equipos élites, y así seguir contribuyendo al sostenido crecimiento del balompié nacional.

(Fuente: Agencia Secasports)

dateando.com | Lo mejor de las noticias en un solo lugar | Derechos Reservados | 2019