17 mayo, 2022

Fundación Alma Amiga: Acoso escolar o bullying… ¡Identifícalo y prevenlo!

Enrique Romero - Fundación Alma Amiga - Acoso escolar o bullying ¡Identifícalo y prevenlo! - FOTO

Es tarea de padres y profesores saber identificar las señales del acoso escolar para resolver el problema y evitar males mayores

DAT.- Hablar de acoso escolar o bulliying es hacerlo de la exposición a daños físicos y psicológicos de forma intencionada y reiterada que sufren niños por parte de uno o varios compañeros del colegio, y que generan una serie de trastornos psicológicos que afectan directamente la salud de los menores.

Los casos de acoso suelen ocurrir durante el recreo, en la fila para entrar a clase, en los baños, en los pasillos, en los cambios de clase, al entrar y salir del colegio, en el transporte escolar, en el comedor, e incluso dentro del aula. ¿Y cómo detectamos cuando un niño está sufriendo de bulliying? Veamos…

LEA TAMBIÉN | Fundación Alma Amiga y cómo ayudar al prójimo en tiempos de pandemia

Los padres pueden hacerlo percibiendo signos físicos de violencia o síntomas de agresividad extremos, así como a otros indicadores y comportamientos que pueden llevar a la sospecha de un posible riesgo de maltrato. Ante esto es primordial determinar con el mismo niño cuál es el motivo. ¿Lo siguiente a hacer? Notificar a las autoridades del colegio, y, si no toman medidas correctivas, dirigirse a las autoridades respectivas.

Los educadores deben hacer su parte también, vigilando a los niños e identificando cualquier comportamiento irregular que ocurra en el colegio para informar a la dirección del centro. Y claro, al hablar sobre la situación, se debe hacer también con el resto de los niños implicados, aunque no participen de forma activa en el acoso.

Tipos de bullying

  • Acoso físico: cuando ocurre una agresión constante de golpes, empujones, o con el uso de algún instrumento. También puede ser el esconder, robar, o destrucción de sus pertenencias.
  • Acoso verbal: consiste en insultar, poner sobrenombres ofensivos, hacer amenazas constantes, al niño, bien sea para provocarlo o para humillarlo.
  • Acoso social: se trata cuando ocurre el aislamiento y rechazo hacia el niño o adolescente. Puede ocurrir a través de la difusión de rumores, o amedrentamiento público para que nadie se le acerque.
  • Acoso sexual: se trata de todos lo asociado a los actos sexuales no consentidos, o se burlan de la orientación sexual de la víctima.
  • Acoso online: también conocido como ciberbullying, es un tipo de acoso donde el victimario usa las redes sociales para enviar o difundir textos, o chistes desagradables en imágenes o videos denigrantes, o crear perfiles falsos, que trascienden el espacio escolar.

¿Qué hacer ante el acoso escolar?

  • Identificar el acoso.
  • Acabar con la situación que lo genera.
  • Atender de forma adecuada a la víctima.

Estas situaciones deben ser tratadas como un problema grave que requiere de intervención (preferiblemente precoz) por parte de los mayores, y se deben abordar en coordinación entre familia, colegios, alumnos, y profesionales de la salud mental.

Estas intervenciones deben variar según el grado de afectación de las víctimas, que pueden desarrollar ansiedad y fobia al colegio, o episodios depresivos, con algunas llegando a distorsionar severamente la imagen que tienen de sí mismas.

La Fundación Alma Amiga rechaza cualquier tipo de acoso o violencia escolar, y brinda a los niños, niñas y adolescentes apoyo en su formación para la vida de la mano de sus voluntarios, embajadores y grandes colaboradores como Enrique Romero, ofreciendo además herramientas para que a través de su autoconocimiento puedan aumentar su autoconfianza y mejoren sus condiciones de vida.

(Con información de la Fundación Alma Amiga)