18 octubre, 2021

Fundación Alma Amiga celebra el Día del Araguaney junto a la comunidad de Anzoátegui

Enrique Alberto Romero Domínguez - Fundación Alma Amiga celebra el Día del Araguaney junto a la comunidad de Anzoátegui - FOTO

La organización resaltó el valor de nuestro árbol nacional en varias comunidades, llevando no solo un mensaje de amor a lo propio sino además cooperación alimenticia, espiritual y de ocio a los más necesitados


DAT.- La Fundación Alma Amiga (FAA), dirigida por Enrique Alberto Romero Domínguez, celebró por todo lo alto el día dedicado al araguaney el pasado 30 del mes de mayo, y lo hizo visitando dos localidades del estado Anzoátegui: el Callejero de Tabera y el Barrio La Floresta.

En el Callejero de Tabera, caserío ubicado en el municipio Bolívar (a 13 kilómetros de Barcelona), se realizó la siembra del araguaney en el frente de la Iglesia ubicada en la vía de acceso principal a esta localidad. Allí, luego de leer la Palabra de Dios, la FAA atendió a 50 niños de esta comunidad rural, repartiéndoles cotillones y explicándoles la importancia del día, como símbolo de la venezolanidad y raíz de la cultura.

Ya en el Barrio La Floresta, localidad de El Rincón de Barcelona, se realizó otra siembra del araguaney, y se atendieron a 30 niños y 30 adultos mayores de la comunidad. Además se contó con la animación y apoyo de los líderes comunitarios Martha Florez y Gustavo Ospina.


Lea también: Fundación Alma Amiga y los Valores: Qué son y cuál es su importancia en la educación


Se les ofreció a los beneficiarios un rato de oración y conversatorio sobre los valores y los símbolos nacionales, una jornada de corte de cabello para niños y adultos mayores, distribución de cotillones y regalo de artículos de primera necesidad, un almuerzo balanceado para todas las familias asistentes y una tarde de música y animación.

“Sembremos vida y amor, porque de la tierra se cultiva la vida que sembramos tesón y sacrificio, y de los corazones de los hermanos, el agradecimiento le habla a Dios de nuestro amor por las obras de Misericordia. Siembren queridos niños, siembren queridos jóvenes; abuelitos, no dejen de sembrar el amor en el corazón de sus hijos y nietos, porque así como estos árboles crecerán hasta ser símbolos de un país pujante, la semilla que sembramos en el corazón y la mente de nuestros semejantes, crecerá hasta la Eternidad”

Enrique Romero(Director Presidente FAA)

(Con información de la Fundación Alma Amiga)