29 mayo, 2024

Luis Alberto Pérez González | Crédito y préstamo: ¿Son lo mismo? ¿En qué se diferencian?

Luis Alberto Pérez González - Crédito y préstamo; Son lo mismo; En qué se diferencian - FOTO

DAT.- Hablar de créditos y préstamos es hacerlo de dos términos de financiación que solemos confundir frecuentemente, ya que, aunque ambos tienen la finalidad de recibir una cantidad de dinero adelantada por parte de una entidad financiera, cada uno cuenta con especificaciones o normativas diferentes tanto al momento de solicitarlo, como al reintegrar el dinero.

Explica Luis Alberto Pérez González que las características que marcan la diferencia entre crédito y préstamo no son muchas, pero es importante conocerlas y tener en cuenta cuáles son esas variables que nos pueden llevar a elegir un producto u otro. Esto te evitará dolores de cabeza a futuro.

Contenido

Crédito

El crédito o línea de crédito es una forma de financiación que otorga una entidad bancaria con el fin de dar al deudor la posibilidad de acceder a productos o servicios de forma inmediata. Esto se hace bajo la responsabilidad de regresar dicha cantidad de dinero a futuro con un porcentaje de interés adicional sumado al monto.

Cuando se habla de las diferencias entre crédito y préstamo, lo primero que podemos destacar es que el crédito hace referencia a un método de financiación limitada del cual se puede hacer uso o no en su totalidad, sin generar intereses en el monto no utilizado.

Algunos beneficios de recibir una línea de crédito son:

  • Contar en el presente con la totalidad del monto específico y posteriormente poder regresarlo por partes.
  • Poder utilizar el dinero cuando quieras, independientemente de la necesidad (educación, salud, alimentación, remodelación).
  • No tener la obligación de consumir la totalidad del dinero ofrecido por la entidad financiera.
  • Organizar proyectos que, en condiciones naturales, podrían llevarte más tiempo de planificación por no contar con el dinero inmediato.

Préstamo

Un préstamo es una operación financiera realizada por una entidad bancaria o prestamista en beneficio de una persona natural o prestatario. Se suele redactar un contrato con los requisitos, intereses, cuotas y otros acuerdos de pago a los que accede la persona.

Uno de los rasgos que diferencia un crédito de un préstamo, es que al utilizar un préstamo debes pagar intereses por la totalidad del monto solicitado lo hayas utilizado o no. Si hiciste una solicitud por 500 dólares, pero solo has tocado 250, debes cancelar tu cuota más el interés mensual de los 500 dólares.

LEA TAMBIÉN | Luis Alberto Pérez González | Colchón financiero: ¿Qué es y cuáles son sus características?

Para entender qué es un préstamo, debes conocer los tiempos que se manejan en el reintegro del dinero. Por lo general, estas amortizaciones suelen tener un periodo de entre 2 y 10 años, pues un tiempo extendido de devolución hará más pequeño el monto de las cuotas y los intereses mucho más altos. Si decides pagar en un lapso corto, será mayor el monto de las cuotas y mucho menor la tasa de interés.

Principales diferencias entre Crédito y Préstamo

Los métodos de financiación tienen tres puntos en común: el prestamista, quien es el que proporciona el dinero; el prestatario, que es quien lo recibe, y las condiciones o requisitos que se deben cumplir para acceder a cada uno de los beneficios.

Las entidades financieras suelen aplicar una serie de requisitos comunes para ofrecer un crédito o un préstamo. Entre estos está el documento de identidad, el historial crediticio, los movimientos en cuenta y los ingresos sustentables. Ahora bien, pasemos a las diferencias:

  • Los intereses: Como ya lo mencionamos antes, una de las principales diferencias entre crédito y préstamo es el pago de intereses. En el primer método de financiación deberás pagar solo el interés generado sobre el dinero que vayas a utilizar, mientras que para el segundo método pagarás sobre la totalidad del monto.
  • La flexibilidad: El crédito suele ser mucho más flexible a la hora de usarlo, pues no estás obligado a realizar el uso total del dinero y puedes hacerlo en distintos tiempos sin ningún inconveniente.
  • La cantidad de dinero: Otra de las diferencias entre crédito y préstamo es que para el primero el banco suele facilitarte una cantidad limitada de dinero, mientras que para el segundo los montos son elevados, ya que se destinan para proyectos mayores como comprar una casa o un carro.
  • La rapidez del trámite: La solicitud de los créditos es aprobada más rápido que un préstamo, pero se debe tener toda la documentación y términos de pago completamente diligenciados.
  • Los plazos: Los préstamos cuentan con un plazo mayor de tiempo, entre 2 y 10 años. Dependiendo de la entidad financiera esto puede variar. Por otra parte, el crédito suele renovarse anualmente.

(Con información de Luis Alberto Pérez González)