21 octubre, 2021

En Venezuela hay una constante violación de los DD.HH., denuncia ONG

El fallecimiento de Acosta Arévalo ocurre solo una semana después de la visita de Michelle Bachelet

El fallecimiento de Acosta Arévalo ocurre solo una semana después de la visita de Michelle Bachelet

La ONG, Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia, rechazó el reciente fallecimiento del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo en manos de funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), Asimismo, aseguró que este suceso evidencia la violación a los derechos humanos en Venezuela.

A través de un comunicado, la ONG aseguró que “el capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, sufrió graves torturas previo a su fallecimiento, que dejan en total evidencia la arbitrariedad, los abusos y las violaciones a los derechos humanos, con las que actúa el régimen de Nicolás Maduro, lo que demuestra una vez más la ausencia del Estado de Derecho en nuestro país”, reza el comunicado.

Acosta Arévalo fue detenido el pasado 21 de junio, tras ser señalado por la administración de Maduro de estar vinculado a un presunto golpe de Estado que buscaba asesinar al gobernante, a Cilia Flores y al presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, además de presuntamente ser el “especialista en explosivos” para ese plan.

Luego de su detención, que la ONG calificó como arbitraria, el capitán de corbeta estuvo desaparecido durante una semana, en la cual su familia no tuvo ninguna información de su paradero. Fue el 28 de junio, cuando lo trasladaron a tribunales militares, que se supo de él, quien presentaba un estado de salud crítico. Horas más tarde fallecería.

La organización exigió que se realicen las investigaciones correspondientes y que se imparta justicia en este caso, con base en el protocolo de Minnesota y el protocolo de Estambul. Estas irregularidades ocurrieron solo una semana después de la visita de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

“Solicitamos se apliquen los principios generales de debida diligencia para la investigación de graves violaciones de derechos humanos aquí denunciadas”.