4 agosto, 2021

Falla en el despacho de gas doméstico generó protestas en distintas entidades del país

Falla en el despacho de gas doméstico generó protestas en distintas entidades del país

Habitantes de Tucupita en protesta por la falla en el despacho de gas doméstico. foto cortesía (13-10-2020)

Habitantes de Los Teques, Ciudad Bolívar, Maturín y Tucupita se manifestaron este martes 13 de octubre para exigir regularidad en el despacho de cilindros de gas doméstico, ya que aseguran que desde hace meses no cuentan con el servicio.

Se conoció que en Maturín y Ciudad Bolívar llevan 7 meses sin el despacho, mientras, en Delta Amacuro, específicamente en Tucupita los habitantes no reciben sus bombonas de gas desde el mes de marzo.

La falta de gas ha llevado a los ciudadanos de distintas entidades del país a cocinar en fogones de leña, lo que trae consigo enfermedades respiratorias e infecciones en los ojos producto del humo que emana este método rudimentario.

Protestas

  • En el sector Negro Primero de Ciudad Bolívar, los habitantes se reunieron desde las 8:30 de la mañana en la avenida 17 de diciembre para hacer un llamado a las autoridades a ofrecer respuesta de la regularidad en la venta de gas, informó Ángel Álvarez, diputado a la Asamblea Nacional (AN) por esta entidad.
  • Vecinos de Las Cocuizas, en Maturín, estado Monagas, también tomaron la avenida Raúl Leoni para mostrar su molestia tras no recibir a lo largo de seis meses el servicio de gas doméstico.
  • Ciudadanos del casco central de Tucupita, en el estado Delta Amacuro, se dieron cita en las calles de la entidad para rechazar la falla existente en la distribución de cilindros de gas.
  • La carretera Panamericana también fue escenario de protestas desde la 9:21 de la mañana, específicamente, los pobladores de la comunidad Los Lagos trancaron esta vía para exigir que se reestablezca el servicio.

Le puede interesar: Primer lote de máquinas electorales llegó al país

Yasmin Amundaray una de las tantas personas afectadas expresó a la prensa regional que la precaria situación les “duele”, ya que tienen “familias enfermas y no podemos estar a cada momento cocinando a leña. El gobierno se olvidó de la parroquia San José, hace 20 años atrás el gas lo vendían en las bodegas, ahora tenemos que calarnos esta zozobra”, en referencia a la problemática.