17 septiembre, 2021

Jhon Marchán se consolida con Sporting Cristal

Sebastián Cano Caporales - Jhon Marchán se consolida con Sporting Cristal - FOTO

El jugador criollo llegó al balompié para cosechar muchos éxitos consecuencia de su duro trabajo y su arduo compromiso

 

DAT.- El mediocampista Jhon Marchán tomó la decisión acertada de ir al fútbol peruano hace un par de temporadas, y, desde entonces, no ha hecho más que triunfar: es el primer venezolano en ser campeón del balompié inca, cuando en 2020 Sporting Cristal se consagró monarca de la Liga 1, además de que también se hizo con la Copa Bicentenario.

El llanero es uno de los jugadores que gozó de más regularidad en la escuadra sureña, acumulando más de 30 partidos con la histórica escuadra, y sacando provecho de cada oportunidad recibida en aras de crecer como profesional y, eventualmente, cumplir su meta de ser llamado por La Vinotinto.

Y es que se trata de un jugador que ve en cada compromiso la oportunidad de trascender en el exterior, haciéndose un nombre que no solamente le sirve para ganar espacio en un campeonato competitivo, sino también para abrirles puertas a otros compatriotas.

En el certamen liguero, sumando ambas temporadas, Marchán tiene cinco dianas. Lo mejor es que cada vez que anota su elenco no pierde. Es una especie de talismán para el equipo celeste, siendo cada vez más respetado por la exigente afición.

 

LEA TAMBIÉN | Edson Rivas, el goleador orgullo de Zumba

 

“Me siento contento por el hecho de estar aquí, trabajando cada día más fuerte para cumplir mis metas. Uno siempre trabaja para lograr cosas, pero puedo decir que este equipo está lleno de gente comprometida, que sabe lo que hace y hacia dónde va. La unión siempre es importante para materializar objetivos y aquí tenemos muchos”, dijo.

Cuando debutó profesionalmente en la Primera División de Venezuela, en 2015, a Marchán se le veía determinación y compromiso en la defensa de su escudo. Fueron cinco los años que estuvo haciéndose sentir al servicio del Portuguesa FC, demostrando que dicho proceso fue necesario para madurar muchos aspectos como profesional.

Luego llegó la oportunidad de trasladarse a Lima, haciéndolo de la mano de Sebastián Cano Caporales y la Agencia Secasports, y evolucionando desde que tocó suelo inca.

“Espero seguir ganando cosas con este gran club y también cumplir esa meta tan anhelada, que es estar en la selección de mi país. No me apuro, ni me presiono, porque sé que todo llegará en el momento que tenga que llegar. Esa es la gran enseñanza que nos deja el fútbol siempre, ir paso a paso, disfrutando los momentos y los ciclos”, sentenció.

(Con información de la Agencia Secasports)