19 septiembre, 2021

Errores financieros que cometemos frecuentemente, según Alejandro Enrique Esis Urdaneta

Errores financieros que cometemos frecuentemente, según Alejandro Enrique Esis Urdaneta - FOTO

Estos errores son algo más común de lo que se cree, y cuando se convierten en un hábito son más difícil hacerles frente


DAT.- Mantener bajo control los gastos financieros no es tarea fácil ya que con mucha frecuencia cometemos una serie de errores que nos llevan a desajustar el presupuesto familiar y por ende llegamos a fin de mes sin dinero en el bolsillo y con muchas deudas que pagar. Cuando tenemos alguna noción sobre temas económicos, resulta menos probable que tengamos algunos tropiezos para mantener equilibrado nuestros gastos.

Cometer errores financieros, es algo más común de lo que se cree, pero cuando se convierte en un hábito, entonces es más difícil hacerle frente ya que se transforma en una tarea muy ardua de resolver, causándonos problemas económicos y de salud. Por eso es importante que mantengamos un correcto manejo del dinero que nos permita cubrir las necesidades básicas, así como cancelar las deudas y que nos quede alguna reserva para situaciones de emergencia.

Dentro de los errores más comunes que cometemos en materia financiera encontramos:

  • Gastar dinero que no tenemos: Uno de los errores que frecuentemente cometemos es creer que, porque tenemos un sueldo fijo, podemos disponer de él a nuestro antojo y empezamos a comprar a crédito. Esto es una mala opción ya que, cuando tengamos el dinero en las manos, ya lo debemos todo y empieza una situación difícil de la cual se nos dificulta salir.
  • Tener gastos innecesarios: Es muy común que los gastos innecesarios sean parte de nuestras vidas, ese cafecito que tomamos en la panadería antes de llegar al trabajo, comprar ropa que no necesitamos, las salidas al cine cada semana, son consumos que podemos eliminar sin que nos afecte.
  • No tener un fondo de emergencia: Siempre pensamos que las situaciones adversas le suceden a los demás y no a nosotros, pero no entendemos que hay emergencias que no son predecibles y que no sabemos cuándo van a llegar, como, por ejemplo: Una operación de última hora, reemplazar algo que se dañe en el hogar, una enfermedad que llega sin aviso, son acontecimientos que vamos a enfrentar en algún momento.
    Por eso es importante contar con un fondo para emergencia que nos ayude a solventar esas circunstancias y nos evita endeudarnos y acrecentar los problemas financieros que podamos tener.
  • Optar por los préstamos: Caer en deudas es algo muy frecuente ya que siempre queremos tener más de lo que podemos pagar, ese carro último modelo, el celular de alta tecnología o tener esas vacaciones de ensueño. Todo esto requiere de un capital que por lo general no tenemos y es allí cuando optamos por solicitar un préstamo.
    El problema no ese, sino que, al solicitarlo, no vemos previamente nuestra situación financiera y esto nos conduce a tomar la decisión de endeudarnos sin pensar que puede resultar un poco difícil cancelar la deuda.

Lea también: Consejos para organizar nuestro presupuesto, según Alejandro Esis


  • Llevar una vida que no puedes costear: Por lo general, queremos tener un estilo de vida diferente al que tenemos y esto nos conduce a gastar más de lo que ganamos y esto nos arrastra hacia un desastre financiero. Para evitar esto, se recomienda tener un presupuesto en donde se coloquen tanto los ingresos como los egresos, para saber así, con qué capital contamos.
  • No ahorrar: Muchas personas gastan primero y ahorran lo que sobra, cuando lo ideal es ahorrar primero y gastar lo que sobra. Esto ayuda a consolidar una finanza mucho más sana a mediano y largo plazo.
  • Contar con un capital que no tenemos: Otro error en donde caemos frecuentemente, es contar con un dinero que no tenemos, pensar que tendremos un aumento de sueldo el mes que viene o que otros nos van a ayudar financieramente, nos empuja a gastar más de lo debido y por ende a tener una situación financiera muy difícil de controlar.

Conociendo los errores financieros en donde caemos frecuentemente, es más fácil buscar la solución más efectiva para solucionarlo. Aprender de ellos nos convierte en personas financieramente estables.

Alejandro Enrique Esis Urdaneta