29 enero, 2023

¡Entérate! Top 10 de los empresarios más exitosos de Venezuela

Camilo Ibrahim Issa - ¡Entérate! Top 10 de los empresarios más exitosos de Venezuela - IMG

Las dificultades que presenta el país no han sido impedimento para que surjan múltiples iniciativas en el ámbito comercial que han salido a flote con diferentes niveles de éxito

DAT.- Venezuela ha vivido unos últimos años en donde el contexto económico, político y social (además del sanitario debido a la pandemia) no ha sido el más fácil. El empresariado nacional ha resentido particularmente de esta situación. Sin embargo, en el país siguen habiendo grandes historias de éxito, con hombres y mujeres que han sabido sacar adelante sus negocios.

Esas historias son las que precisamente vale la pena replicar y hacer llegar a toda la población, pues son de venezolanos que inspiran por su determinación de crecer y hacer crecer, y por no rendirse y seguir apostando por un país que todavía tiene mucho para dar. ¿De quiénes hablamos? De empresarios, emprendedores y líderes. Estos son los más exitosos de Venezuela:

Luis Emilio Velutini (Fondo de Valores Inmobiliarios)

Conocido a nivel nacional por fundar el Grupo de Empresas Aguasal en 1976, así como por impulsar el desarrollo del Hotel Fiesta Inn Aguasal y Club Aguasal, Velutini realmente se consagró como empresario de renombre al adquirir el control de la compañía Fondo de Valores Inmobiliarios, con la aprobación de la Comisión Nacional de Valores y su inscripción en la Bolsa de Valores de Caracas, así como por la entrada como socio estratégico a Equity International Properties (EIP).

La búsqueda de la evolución constante de Velutini le hizo encaminar al Fondo de Valores Inmobiliarios al nicho de los Centros Comerciales, y, como explica el portal Emprender Fácil, a internacionalizarse al punto de inaugurar el complejo Blue Mall Santo Domingo en República Dominicana.

Gustavo Cisneros (Venevisión)

El presidente de la junta directiva de CISNEROS, uno de los grupos de empresas privadas con mayor presencia en el mundo de los medios de comunicación, no necesita casi presentación. Todo el país conoce su trayectoria e influencia, y cómo su arduo trabajo ha dejado huella tanto en Venezuela como en el extranjero.

Y es que Cisneros, por ejemplo, es propietario de Tropicalia, un desarrollo turístico sostenible en República Dominicana. Además, posee intereses en más de 30 compañías que brindan servicios a millones de clientes en más de noventa países. Ahora bien, ¿sus buques insignia? Los de siempre:
Venevisión (principal empresa de telecomunicaciones en Venezuela);
Cisneros Media Distribution (empresa global de entretenimiento en español);
Cisneros Studios (compañía que ofrece servicios de acceso a novelas de la mejor calidad para audiencias en Norteamérica y en el mundo entero).

Lorenzo Mendoza (Empresas Polar)

Otro que no necesita mucha introducción es el presidente de Empresas Polar, el mayor conglomerado industrial productor de alimentos y bebidas de Venezuela. Mendoza se ubica como uno de los hombres más ricos de Venezuela y de Latinoamérica, con una fortuna aproximada de 1.500 millones de dólares.

Su historia de éxito como empresario pasa por no solo continuar con el legado familiar dentro de su enorme empresa, sino que además ha sabido explotar sus marcas y ha expandido su modelo de negocios a una gran variedad de ramos, siempre beneficiando al país desde un punto de vista social, apostando por él y su gente.

Alfredo Cohen (Grupo Sambil)

La empresa constructora Sambil es ya una marca establecida en el país, y eso ha sido gracias a la incasable labor de Alfredo Cohen, su director, quien desde muy joven se vinculó a esta empresa familiar y la ha sabido sacar adelante a pesar de múltiples dificultades.

Y tan adelante la sacó que su área de influencia se extiende alrededor de todo el país. Lo que es más, hoy en día Cohen está a cargo de varias compañías en distintas partes de Curazao, República Dominicana y España. Eso sí, jamás quitando el foco en su tierra, e invirtiendo en ella en áreas ya no solo de centros comerciales sino también hotelería y demás.

Camilo Ibrahim (Cavececo)

El experimentado profesional de los negocios Camilo Ibrahim Issa tiene una larga historia de éxito dentro del mundo empresarial venezolano, lo cual ha logrado en una gran variedad de industrias gracias a su pasión por la creatividad, la innovación y la dedicación que se deben aplicar en el sector. También por el riesgo que implica, y que invita al esfuerzo.

Actualmente destaca su labor con la Cámara Venezolana de Centros Comerciales, Comerciantes y Afines (CAVECECO), llevando a este particular sector a solidificar su crecimiento y evolución a través de la aplicación de las más recientes tendencias de comercialización y satisfacción integral de los clientes, así como a fortalecer las relaciones entre empresarios, comerciantes, promotores, inversionistas y demás interesados en la actividad, protegiendo los derechos de los socios, estableciendo relaciones de cooperación a nivel nacional e internacional, estimulando la formación profesional de sus agremiados, y un largo etcétera.

LEA TAMBIÉN | Camilo Ibrahim Issa: CAVECECO lanza directorio digital 2022

Un país de emprendedores

Las trayectorias de algunos de los grandes empresarios venezolanos antes mencionadas se complementan a la perfección con las inspiradoras historias de varios emprendedores que, en los últimos años, han sabido aprovechar las circunstancias del país para desarrollar sus iniciativas y llevarlas a buen puerto.

Son muchos los emprendedores que han destacado recientemente en el espectro comercial del país, y los mostrados a continuación son solo una muestra de que, cuando se quiere, se puede en Venezuela. Veamos:

  • Vicente Zavarce (Yummy): El fundador de Yummy, la primera app de delivery de Venezuela, realmente se preparó para llegar hasta donde ha llegado, estudiando economía y negocios en EEUU, y ocupando importantes cargos como analista de riesgo e inversión, o encargado de ‘adquisición de clientes’, en varias compañías.

    En el 2020, año de inicio de la pandemia, arrancó con Yummy y, como explica la web Val-U, en sus primeros 12 meses, alcanzó los 600 mil usuarios. Lo que ha venido después ha sido el desarrollo de más servicios relacionados, y, por supuesto, la internacionalización.
  • Andrés Moreno (Open English y Next U): Uno de los casos de emprendimiento más famosos del país es el de Andrés Moreno, un soñador que cuando estudiaba ingeniería decidió parar todo y perseguir su idea de llevar profesores de inglés a Venezuela para dar clases a compañías. Lo hizo con su firma Optimal, la cual evolucionó a la archiconocida Open English cuando mutó a un modelo de e-learning.

    Open English creció hasta convertirse en una empresa con más de mil empleados distribuidos en Colombia, México, Argentina y EEUU, llegando con sus clases de inglés a 21 países y más de 500 mil estudiantes en 10 años, de acuerdo al medio mexicano Expansión. Moreno no se quedó allí y luego creó NextU, una universidad en línea con seis escuelas que tienen varias certificaciones cada una, y en los últimos años se ha dedicado a ofrecer charlas sobre cómo emprender.
  • Gerson David Gómez (Ridery): El proyecto de Ridery, una especie de Uber tropicalizado a las condiciones de Caracas, fue desarrollado por Gerson David Gómez como una iniciativa para promover la economía colaborativa y conectar activos ociosos a favor del trabajo y la movilización de las personas por la ciudad…

    Por la ciudad y por todo el país, pues el proyecto creció y se expandió a urbes como Valencia y Barquisimeto, así como a otras cinco que ingresarán pronto, de acuerdo al portal Analítica.
  • Christian Patiño (Coderhouse): Patiño es un estadounidense criado en Venezuela que estudió negocios en Argentina, y que, tras ser analista en Accenture, optó por fundar Coderhouse, un plataforma donde enseña especialmente programación, diseño y marketing a través de clases online en vivo y súper personalizadas, con acompañamiento incluido.
  • Armando Goncalves (Apetoi): Este ingeniero de telecomunicaciones y experto en negocios caraqueño, tras emprender en varios proyectos, dio con la tecla con Apetoi, startup que fundó y lidera desde 2015. ¿Y de qué trata? Según Val-U, de una startup ‘marketplace’ que ofrece a hogares y oficinas servicios de reparación, mantenimiento, limpieza y más, dando al cliente la potestad de decidir qué persona le dará el servicio.

    El éxito de la iniciativa ha sido tal que Goncalves ha sido reconocido ya dos veces como uno de los ‘Innovadores menores de 35 años en LatAm’.

La moraleja de los palmareses antes mencionados es que Venezuela fue y sigue siendo un territorio fértil para el surgimiento de los más variados proyectos comerciales que se puedan imaginar. ¿Lo único que hace falta? Además de la ilusión y las ganas, una correcta preparación, paciencia, constancia, creatividad y determinación.