3 marzo, 2024

Verlas me inspiraba y me llenaba de energía

"Verlas me inspiraba y me llenaba de energía"


Peter Jackson hizo historia con la trilogía de ‘El señor de los anillos’. Era un reto que parecía imposible de sacar adelante tan bien como salió, pero el cineasta de Nueva Zelanda llegó a estar agotado durante el exigente rodaje de esta adaptación de la famosa novela de J.R.R. Tolkien. ¿Su solución para no desfallecer, recuperar la inspiración y volver a darlo todo en plató? Ver dos películas de Martin Scorsese sin relación alguna con el cine de fantasía o aventuras.

Algo terapéutico

Recordaba Jackson en una entrevista concedida a la DGA que él siempre ha tenido predicción por «los directores de género«, destacando nombres como los de Stuart Gordon (‘Re-Sonator’), George A. Romero (‘La noche de los muertos vivientes’) y Sam Raimi (‘Posesión infernal’). Además, también «me gusta Kubrick, pero nunca podría hacer una película como él«, pero en el caso de ‘El señor de los anillos’, la inspiración durante el rodaje vino de otro lado:

Uno De Los Nuestros

En ‘El Señor de los Anillos’, cuyo rodaje duró 18 meses, acabé agotadísimo y, cuando eso ocurre, tu cerebro deja de echar chispas y tu imaginación deja de funcionar como te gustaría. Llegué a un punto en el que, en mi día libre, me ponía un DVD de ‘Uno de los Nuestros’ o ‘Casino’ y decía: «Vale, ya sé lo que tengo que intentar hacer ahora». No podía hacerlo tan bien como Scorsese, pero me inspiraba y me llenaba de energía, diciéndome cuál era mi trabajo: idear formas interesantes de rodar las escenas, movimientos de cámara interesantes y formas interesantes de mostrar la interpretación. Solía hacerlo como algo terapéutico cuando me encontraba en un estado de agotamiento.

Seguro que no soy el único que en ningún momento esperaba leer los títulos de ‘Uno de los nuestros’ y ‘Casino’ como puntos de referencia para ‘El señor de los anillos’. Es verdad que se refiere a una inspiración que quizá no sea evidente, porque además quizá ni siquiera haya alguna escena concreta en la que pensar que seguro que fue aquí cuando estaba pensando en ellas.

Con todo, ‘Uno de los nuestros’ y ‘Casino’ son dos películas magistrales, así que no cuesta entender que Jackson también quedase marcado por ellas.

En Espinof:



Source link