28 mayo, 2024
una biopic con música los de 70 como gancho

Los éxitos impulsados por la disquera Casablanca Records se desempolvan en “Disco de oro”, filme que recrea la historia poco conocida de Neil Bogart, fundador de la compañía. Con la música como guía, se descubre además a vuelo de pájaro el nacimiento de grandes artistas como la banda de rock Kiss o la cantante Donna Summer, principales figuras de su catálogo.

Echando mano al drama, la biopic abre las puertas de la casa disquera y de la vida de Bogart para revelar un versión bastante personal. Pasajes de su niñez, juventud y madurez sirven de referencia al transitar de este proyecto que a ratos se desinfla. También se muestran sus relaciones amorosas, la dinámica con su padre y la dedicación obsesiva, incluso ante la adversidad, para impulsar su negocio.

Entre los años 60, 70 y 80, el filme traslada al espectador a una época dorada donde la venta de discos de vinilo y las emisoras de radio jugaban un rol importante en el impulso de los nuevos talentos. Para volverla entretenida, el espectador conecta con las canciones que -a modo de videoclip- dan cuenta de historias paralelas relacionadas con sus cantantes.

En formato de homenaje

Sobre sus hombros el actor Jeremy Jordan da vida a Neil con cierto encanto en “Disco de oro”. A ratos feliz a ratos triste, la película descubre el papel que el hombre jugó en la industria musical estadounidense y cómo sacó a flote su sello independiente. Eso sí, en un mundo que se descubre superficialmente como corrompido.

Dirigida y escrita por Timothy Scott Bogart, el hijo de Neil, la película nace como homenaje hacia su padre y eso se nota. Con intención de exhibir otro sueño americano, la trama pierde fuerza en el desarrollo. Por otro lado, el interés se diluye y el guion se desinfla al intentar inmortalizar a un personaje totalmente desconocido. La atención se mantiene a partir de la banda sonora que, en el camino, muestra también a otros artistas como Bill Withers, Gladys Knight o los Isley Brothers. Un poco forzado luce el deseo aparente de querer convertir a este hombre en un personaje legendario cuando lo único que hizo fue apostar y promover el talento de verdaderas estrellas.



Ver fuente