21 junio, 2024

Un Mercedes Benz, dos casas, Ferragamo y Carolina Herrera

Un Mercedes Benz, dos casas, Ferragamo y Carolina Herrera


Nicolás Petro y Day Vásquez disfrutaron de lujos y excesos mientras recaudaban fondos para la campaña presidencial de Gustavo Petro.

Según reseña la revista Semana, el hijo del mandatario colombiano y su expareja no disimulaban la vida de ricos.

«Anda, no joda, esa es la vida que a mí me gusta», era lo que decía Nicolás Petro mientras conseguía fondos para la campaña de su padre.

Al parecer, el dinero que habían obtenido se lo «embolsillaron». Sin embargo, según confesó Nicolás, el dinero sí entró a la campaña.

La Fiscalía destapó un arsenal de pruebas de la opulencia del hijo de Petro y su expareja, Day Vásquez.

Casas, apartamentos, lotes, autos de alta gama, joyas, calzado y ropa de diseñador son parte de los lujos que Petro y Vásquez disfrutaron durante la campaña de Gustavo Petro en 2022.

La evidencia quedó registrada por los viajes contínuos entre Barranquilla y Bogotá. También en los hospedajes en prestigiosos hoteles y restaurantes.

También hay registros de reuniones y fiestas en locales de lujo. Esto se convirtió en la evidencia de los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

Contenido

Mientras se pueda

Aprovecharon el momento, afirma el diario, porque pensaban que todo «se podía desbaratar». De entre los lujos se contabiliza que visitaron proyectos inmobiliarios.

También pagaron arriendos de entre 15 y 20 millones de pesos por adelantado.

«Nos vamos a quedar cortos”, decía Nicolás Petro en el centenar de conversaciones con Day Vásquez.

Esto mientras hablaban de cifras de 50, 60 y 80 millones de pesos. Todos metidos en maletas, morrales, tulas y bolsillos de chaquetas en el clóset en un apartamento de Barranquilla.

En esas conversaciones, Day Vásquez habla de fajos de billetes, que no cuentan, sino que pesan.

«Están como flojos», decía la exesposa del hijo del presidente para calcular que faltaba dinero de los arrumes de efectivo que repartían con cuidado en los cajones y la ropa del armario.

Evidencia de Fiscalía

Semana reveló los chats que se presentaron en Fiscalía. Estos muestran en detalle cómo la pareja se dedicó a gestionar, recibir, transportar y guardar millones de pesos en efectivo.

Todo esto en una operación de lavado de activos que terminó por involucrar a familiares cercanos de la exnuera del presidente Gustavo Petro.

Entre los lujos se encuentra un Mercedes de 200 millones. Según Fiscalía, Vásquez se comportaba «como niña chiquita». Este auto se convirtió en un problema pues ninguno lo quería tener a su nombre.

Compras de marca de lujos como Ferragamo y Carolina Herrera, muebles y demás pertenencias era compradas en efectivo.

Esto para no pasar por el radar del sistema financiero y de las autoridades.

El mismo Nicolás Petro advirtió que no sería «bien visto» que el hijo del presidente de la República tuviera ese tipo de movimientos financieros.

Entonces, decidieron ubicar, contratar o convencer a otras personas de aparecer en los documentos, contratos y cartas de propiedad de los bienes y vehículos que adquirieron.

En los chats aparecen fotos con joyas y autos de lujo. Day consiguió lo que quería y accedía a ello con solo meter la mano en el clóset.

Justamente, en esas conversaciones, se revela cómo las sumas de dinero en efectivo que recaudaban, de acuerdo con la Fiscalía, se quedaron en el camino y terminaban en el armario. Semana

 


noticiasaldiayalahora.co

Source link