20 julio, 2024
Trump - Últimas Noticias

El discurso de Trump sobre nuestro petróleo fue tosco, brutal y provocador. Nada nuevo en ese forajido del capitalismo neoyorquino más bestia y fundamentalista. No fue una metida de pata. Que se le salió. Empezando porque Trump solo sabe meter la pata. No fue que no se dio cuenta de lo que decía sino que fue minuciosamente calculado para ofender y provocar. Como siempre. No sabe ni le interesa actuar de otra manera.

Todos sus movimientos están siempre fríamente calculados. Por eso jamás rectifica sino que siempre ratifica. La ilimitada arrogancia imperial de toda la vida.

La idea es arrollar y revolcar.

Por eso se quedó tan orondo y satisfecho. Con su barriga parada.

El energúmeno nos regaló la experiencia virtual de la indignación. No pudo colapsar a Venezuela y quitarnos el petróleo le falto tiempo como a Uribe pero lo recreó y de un modo bien realista. Realidad virtual cual se está llevando hogaño.

Tuve el privilegio de conocer lugares primordiales y no de modo virtual. Me pregunto si todavía hace falta visitar Nuestra Señora de París y si no se puede más bien recrear la quema de templarios en sus puertas. Sí se puede. Se puede reproducir el contexto para que mates a Cesar. Debe ser chévere. Et tu Bruto. Estamos en la época en que todo eso puédese. Para eso está la inteligencia artificial.

Se me ocurre una agenda de turismo que te organice experiencias históricas a la carta. La Toma de La Bastilla. El estreno de la Tercera Sinfonía de Beethoven. La llegada a la Luna. La caída de Troya. La extinción de Neanderthal. El Juramento en Monte Sacro. El rebulicio del 19 de Abril. Termófilas.

Todo eso puédese. Los corotos ya existen. El Visual Pro de Apple permitirá cosas que ni imaginamos. O sí imaginamos. Ya Trump lo hizo y tomé nota.

Lo de Trump no es una recreación sino una creación. No estás fantaseando sino viviendo lo que él vive. En el imaginario trumpista la realidad se decreta con solo invocarla. En su cabecita loca lo del petróleo venezolano pasó realmente. La prueba es que lo dijo. No hace falta más.



Ver fuente