17 mayo, 2024

Trujillo celebró tercer aniversario de la beatificación de JGH

Trujillo celebró tercer aniversario de la beatificación de JGH

En el marco de la celebración del tercer aniversario de la beatificación del doctor José Gregorio Hernández fueron incorporadas al patrimonio del Santuario Niño Jesús de Isnotú dos puertas de madera pertenencientes a la casa natal del ilustre médico trujillano.

El acto se llevó a cabo este martes en el santuario donde el obispo diocesano monseñor José Trinidad Fernández develó y bendijo las puertas que durante años resguardaron la residencia de la familia Briceño.

Así lo dio a conocer el presbítero José Magdaleno Álvarez, párroco rector del santuario diocesano, quien manifestó que los habitantes de la vivienda testificaron que las puertas fueron colocadas en diferentes remodelaciones realizadas por sus padres y según los pobladores conocedores de la morada donde nació el beato, estas pertenecían a aquel inmueble hasta 1962.

“En el acto se contó con el valioso testimonio de monseñor Jorge Villasmil Torres, natural de este pueblo e hijo del señor Julio César Villasmil Mogollón quien vendió los terrenos y la casa a la diócesis. Monseñor Villasmil conoció personalmente en su infancia esta casa, por residir por un tiempo y visitar frecuentemente este lugar que fue también lugar de trabajo de su padre como comerciante. El clérigo isnotuense fue clave en el proceso del análisis e identificación de las puertas”, explicó el sacerdote.

Contenido

Corazón abierto al Señor

Por su parte, el obispo de la Diócesis de Trujillo, monseñor José Trinidad Fernández, durante la develación y bendición de las reliquias de tercer grado señaló que las puertas representan la entrada de Jesucristo Nuestro Señor a los corazones de sus fieles.

“En esta celebración de júbilo por el tercer aniversario de la beatificación del doctor José Gregorio Hernández estas puertas significan para nosotros la confianza de saber que tenemos que abrir las puertas de nuestro corazón al Señor; no son simplemente unas puertas para mirarlas como un objeto de museo sino que las puertas de cada casa, de toda iglesia que está erigida en nuestra diócesis y a lo largo y ancho de Venezuela y del mundo representan para nosotros la entrada a la iglesia del Señor para caminar juntos. Debemos abrir las puertas de par en par a la presencia y al amor de Dios”, expresó.

Además, Monseñor enalteció la tarea y el esfuerzo del presbítero José Magdaleno Álvarez para enriquecer la devoción hacia el médico de los pobres.

“Pedirle a Dios que pronto José Gregorio Hernández sea canonizado, hay que pedirle en este día, en este momento de oración y unirnos como iglesia metropolitana”, apuntó monseñor Fernández.

Luego de la bendición se procedió a firmar el acta de reconocimiento y entrega de las puertas por parte de la familia donante, los testigos que conocieron estos objetos y las autoridades eclesiásticas.

Al finalizar el acto, el obispo diocesano entregó una placa de reconocimiento y gratitud a la familia que conservó y donó estos símbolos, los cuales constituyen un patrimonio invaluable para el santuario y para la diócesis.

Tercer aniversario de la beatificación

Seguidamente, en el templo del Santuario de Isnotú se efectuó la eucaristía solemne por los tres años de la beatificación del doctor José Gregorio Hernández, la cual fue presidida por el arzobispo de Mérida, monseñor Helizandro Terán y concelebrada por el obispo de Trujillo junto a un grupo de presbíteros de la región.

Durante la homilía, monseñor Helizandro Terán relató su alegría por retornar al santuario recordando que su última visita fue cuando tenía 12 años de edad, además compartió el testimonio de un favor que una tía abuela suya recibió por intercesión del beato.

Señaló que recordar la beatificación del doctor Hernández Cisneros significa, en primer lugar, celebrar y tomar conciencia sobre el llamado a la santidad que Dios hace a cada uno como una vocación que es posible.

Igualmente, recalcó la necesidad y urgencia de practicar la caridad cuya mejor muestra es el beato en su opción por servir a los demás y particularmente a los más pobres, con quienes aprendió a descubrir el rostro de Jesucristo.

“Es un motivo de alegría, pero también de compromiso el que al celebrar el tercer aniversario de su beatificación podamos también reafirmar nuestro compromiso de ser cada día mejores cristianos, ser santos como José Gregorio nos enseñó, que podemos serlo si llevamos una vida unida a Cristo, movido por su espíritu”, afirmó monseñor Terán.

En la celebración eucarística los presentes elevaron una oración para pedir la intercesión del beato José Gregorio Hernández y por su pronta canonización.

Finalmente, el presbítero Álvarez agradeció a los eclesiásticos presentes, a los peregrinos y a las personas que trabajaron en la elaboración del programa festivo en homenaje al beato doctor José Gregorio Hernández. 

El obispo diocesano monseñor Trino Fernández estuvo acompañado por el arzobispo de Mérida, monseñor Helizandro Terán, más de 20 presbíteros, religiosas, invitados especiales, la feligresía de Isnotú y peregrinos que se dieron cita en el recinto religioso.

La entrada Trujillo celebró tercer aniversario de la beatificación de JGH se publicó primero en Últimas Noticias.

Ver fuente