13 junio, 2024

«Todo el mundo me suplicó que no hiciera esa película». Clint Eastwood ignoró hasta a su agente y acabó siendo el mayor éxito de su carrera hasta entonces

"Todo el mundo me suplicó que no hiciera esa película". Clint Eastwood ignoró hasta a su agente y acabó siendo el mayor éxito de su carrera hasta entonces


El nombre de Clint Eastwood se asocia a títulos tan inolvidables como ‘El bueno, el feo y el malo’, ‘Harry el sucio’ o ‘Sin perdón’, pero a lo largo de los años también ha aparecido en otros títulos que, por un motivo u otro, son menos conocidos actualmente. Entre ellos hay uno que brilla con luz propia, pues todo el mundo pidió a Eastwood que no participara en él mismo, y al final fue él quien se rio el último.

«He tomado algunas decisiones extrañas a lo largo del años»

Fue en 1978 cuando Eastwood protagonizó ‘Duro de pelar’, una película muy llamativa porque compartía multitud de escenas con un orangután. El autor de ‘Los puentes de Madison’ recordaba en una entrevista concedida a The Guardian que nadie de su entorno cercano confiaba en dicha película, pero él lo veía de otra forma:

He tomado algunas decisiones extrañas a lo largo del años. Mi agente y todo el mundo me suplicó que no hiciera esa película. Fue después de Harry el Sucio, y yo había hecho muchas películas de acción y aventuras, y me dijeron: «Tú no eres así», y yo respondí: «Bueno, ¿y yo qué soy? No lo sé’. Para mí, se trataba de llegar a una generación más joven, hacer una película que los niños pudieran ver. Un poco menos malhablada. Y había algo a la última en la película: un tipo extraño le cuenta sus problemas a un orangután y pierde a la chica. Todo estaba un poco descentrado. Parecía algo que hacer en ese momento.

Eastwood no dudó en aceptar la oferta de dar vida a Philo Beddoe en la película dirigida por James Fargo, la cual acabó siendo un enorme bombazo comercial. De hecho, fue la primera película de su carrera que superó la barrera de los 100 millones de dólares recaudados en los cines de Estados Unidos, importando bien poco que las críticas negativas fuesen mayoritarias.

Además, su buena acogida llevó a que Eastwood retomase el personaje apenas dos años después en ‘La gran pelea’, secuela que también gozó de una gran éxito comercial, aunque con unos ingresos sensiblemente inferior a los de ‘Duro de pelar’, y que tampoco gustó demasiado a la crítica. Pese a ello, nunca llegó a hacerse una tercera entrega, seguramente por falta de interés del propio Eastwood, quien en la primera parte quedó bastante satisfecho de su trabajo con Manis, el orangután que daba vida a Clyde en la ‘Duro de pelar’:

Pelar
Pelar

Fue genial: era como trabajar con un niño de seis años. Supuestamente, alcanzan el nivel de un niño de siete años, y sólo tienen la capacidad de atención de un niño, así que hay que ir a la primera toma…

Ambas películas fueron bastante populares durante unos cuantos años más -recuerdo que en mi adolescencia todavía las echaban por televisión cada no mucho tiempo-, pero hace tiempo que quedaron arrinconadas en un olvido relativo, por lo que no me sorprendería que muchos amantes jóvenes del séptimo arte ni siquiera sepan de su existencia. De hecho, ni siquiera están disponibles ahora mismo en ninguna plataforma de streaming en España.

En Espinof | Las 27 mejores comedias de la historia del cine

En Espinof | Las mejores películas en Amazon Prime Video de 2024



Source link