15 abril, 2024

Tiene solo 8 episodios y arrasa en Netflix en 90 países. Guy Ritchie y sus señores de la mafia vuelven en este spin-off de la estupenda película

Tiene solo 8 episodios y arrasa en Netflix en 90 países. Guy Ritchie y sus señores de la mafia vuelven en este spin-off de la estupenda película


Era uno de los estrenos estrellas del mes en Netflix (con permiso de la próxima ‘El problema de los 3 cuerpos‘) y parece que no ha decepcionado nada… al menos en cuanto a audiencias se refiere. Y es que esta serie, basada en una película del mismo nombre, es en apenas una semana desde su estreno la más vista en la plataforma en 39 países (incluida España).

Es más, está presente en el top 10 de 90 países en total. Estoy hablando de ‘The Gentlemen’, el spin-off de la película de Guy Ritchie y que este mismo ha creado y ha hecho las labores de guionista y director de los primeros dos episodios de un total de ocho.

Mafia y maría

Cogiendo la misma idea que ‘The Gentlemen: Señores de la mafia’, con toda una red de cultivos de cannabis debajo de las grandes fincas de diversos aristócratas, la serie está protagonizada por Eddie (Theo James), quien por sorpresa acaba de heredar unas finca de seis mil hectáreas de terreno y el título de duque de Halstead en lugar de su hermano mayor, Freddy (Daniel Ings).

Un hermano que está hasta arriba de deudas con un señor de la droga. Justo cuando decide vender el terreno, Eddie descubrirá que eso es parte de un imperio de la marihuana regentado por Bobby Glass (Ray Winstone), metiéndose de lleno en un mundo de mafiosos luchando por controlar el mundo de la droga en Reino Unido.

Junto a James, Ings y Winstone, el reparto de ‘The Gentlemen’ cuenta con Kaya Scodelario, Joely Richardson, Joshua McGuire, Vinnie Jones, Edward Fox, Giancarlos Esposito, Freddie Fox, Kristofer Hivju y Laurence O’Fuarain, entre muchos otros. Junto a Ritchie, el guion cuenta con Matthew Read, mientras que la dirección corre a cargo de Nima Nourizadeh, Eran Creevy, David Caffrey.

En Espinof:



Source link