28 mayo, 2024

Sony quiere comprar Paramount por 26.000 millones de dólares, pero no es tan sencillo como parece

Sony quiere comprar Paramount por 26.000 millones de dólares, pero no es tan sencillo como parece


El 8 de mayo de 1912, hace 111 años, Paramount Pictures se fundaba de la mano de Adolph Zukor, Jesse L. Lasky y William Wadsworth Hodkinson. A lo largo de este siglo y pico ha sobrevivido a fracasos, guerras y cambios en la industria hasta convertirse en el sexto estudio más antiguo aún en pie, y el segundo en Estados Unidos tras Universal. Y ahora, tantos años de historia están a punto de llegar al final porque su compra es inminente.

Un acuerdo para mountarles en el dólar

En febrero de este año, y tras unos meses de tentetieso en la taquilla, Paramount decidió ponerse a la venta. Durante meses se ha rumoreado que Sony estaba detrás del estudio y finalmente parece que así ha sido: junto con Apollo Global Management (un fondo de inversión propietario de muchísimas más cosas de las que podrías imaginar) han juntado un total de 26.000 millones de dólares para comprar su catálogo y sus propiedades intelectuales.

Actualmente Paramount cuesta 22.000 millones, así que parece un chollazo, ¿no? Pues no del todo. Y es que, al mismo tiempo, Shari Redstone, presidenta no ejecutiva de Paramount, tiene el derecho de tomar otra decisión si así le parece. Y, por lo visto, le parece: ella quiere fusionarse con Skydance para que el negocio, al menos, pueda seguir adelante controlado por ellos mismos. Sin embargo, hace mucho tiempo que en el mundo del cine las decisiones las toman un montón de gente con dinero que quiere ganar más dinero.

Y los inversores quieren agarrar el dinero y olvidarse de que alguna vez Paramount existió, un poco al estilo de lo que hicieron en MGM al ser comprados por Amazon. Obviamente, si al final Sony compra Paramount, no solo tendríamos despidos a mansalva en la industria. El primero, el de Bob Bakish, CEO de la empresa hasta este pasado lunes, cuando dejó el puesto para dárselo a tres ejecutivos. No pintan bien las cosas para el futuro de Paramount, desde luego.

En Espinof:



Source link