28 mayo, 2024

Sánchez promete ampliar de 16 a 20 semanas el permiso laboral por nacimiento o adopción de hijo

Sánchez promete ampliar de 16 a 20 semanas el permiso laboral por nacimiento o adopción de hijo


El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha avanzado este miércoles que el programa del PSOE a las próximas elecciones generales del 23 de julio incluirá la propuesta de ampliar de 16 a 20 semanas la duración del permiso por nacimiento o adopción de hijo.

Así lo ha anunciado en un acto junto al ministro de Inclusión, Seguridad y Migraciones, José Luis Escrivá, en la sede del PSOE en Madrid, donde también ha avanzado que, en esa extensión, de la semana 17 a la 20 se compaginaría con el trabajo a tiempo parcial.

«La propuesta que vamos a llevar en el programa electoral y que pondremos en marcha la próxima legislatura es pasar de 16 semanas de permiso de paternidad y maternidad a las 20 semanas, haciendo que de la semana 17 a la 20 sea con trabajo a tiempo parcial», ha explicado Sánchez.

Por su parte, Escrivá ha indicado que este incremento de cuatro semanas en el permiso para el cuidado de los hijos tras el nacimiento será «tanto para la mujer como para el hombre» y el objetivo es contribuir a la conciliación y la corresponsabilidad. Según el ministro de Seguridad Social, quieren extender esta medida porque han visto que el incremento hasta las 16 semanas ha tenido un efecto «extraordinariamente positivo, no solo para las madres y los padres» sino también para «los bebés», que «se crían mucho mejor cuando pasan más tiempo con los padres».

Elevar el salario mínimo hasta el 60% del salario medio

Junto a esto, Sánchez se ha comprometido a incluir en el Estatuto de los Trabajadores el mandato legal de que el salario mínimo interprofesional (SMI) sea el 60% del salario medio. «Garantizarlo por ley, no como compromiso político», ha subrayado Sánchez.

Tanto Sánchez como Escrivá han hecho hincapié en la subida del SMI que se ha llevado a cabo durante la última Legislatura, que ha conllevado un incremento del 47%, hasta los 1.080 euros mensuales, que lo sitúan prácticamente en ese 60% del salario medio que aconseja Europa.

Además de acometer esta subida por «dignificación» de los salarios, el ministro ha defendido que un mayor salario mínimo «termina generando dinámicas positivas de eficiencia económica». Es decir, Escrivá considera que unos mayores salarios en la parte baja del rango salarial presionan al mercado hacia ganancias de productividad y hacia mejores puestos de trabajo.

Como ejemplo, Escrivá ha puesto a las economías nórdicas, que han acometido subidas del SMI «muy agresivas» y han desembocado en la generación de estímulos e incentivos a economías «más productivas y con mejores trabajos». En este contexto, el ministro y el presidente han coincidido en una propuesta legislativa para que, «sea cual sea el Gobierno», siempre exista esa referencia del 60% de referencia como «mandato legal». RVTE




noticiasaldiayalahora.co

Source link