28 mayo, 2024
Ricos inútiles se sumergen - Últimas Noticias

La noticia escaló al primer lugar de la media mundial desbancando la guerra entre USA y Rusia con Ucrania como el escenario sangriento y por unos días todos los medios abrieron con un sumergible perdido en el Atlántico. Y no era un submarino cualquiera como el que fabrican en Colombia para enviar cocaína a Europa. El Titán fue un batiscafo experimental que llevaba como turistas cinco seres humanos… millonarios en dólares… que ya no están.

Para la jauría mediática el Titán fue la salvación, pero el gusto de esos vampiros no duró.
Y conocido el final se desató la polarización que es mundial y que aquí como allá estupidiza cuando la opinión se confunde con propaganda.

Así unos escribieron o graznaron “bien hecho por gastar tanto dinero en esa aventura”, demostrando con tan poco cristiana opinión que la envidia es universal. Otros se conformaron con el QEPD que en las redes es burladero para quienes no tienen nada mejor para decir. Casi no hubo vimos opiniones que sirvieran para evitar futuras tragedias como la del Titán o que fuese útil a los venezolanos. Por ejemplo, pensar que habría ocurrido si el sumergible hubiese zarpado de puerto venezolano.

En ese hipotético caso, hace rato que candidatos (as) habrían amenazado con “ir a La Haya”… y esa bobería habría llenado medios y redes. Pero cómo el Titán zarpó de Canadá, muchos ven al techo ignorando datos importantes.

Por ejemplo, que uno de los desarrolladores de Ocean Gate advirtió que los materiales no eran seguros a más de 3.000 metros de profundidad, declaración que no solo fue ignorada por la media británica, sino que tribunales de ese país admitieron una denuncia contra quien advertía… por “espionaje y robo de material”.

El ahora fallecido y CEO de la empresa en la televisión inglesa había dragoneado de su carácter al afirmar que él “no seguía las reglas”… incluso llegó a decir que prefería contratar mujeres sin experiencia y menos de 25 años… en vez de marinos veteranos.

También enseñó un controlador de juegos para niños que, según el ahora vaporizado Stockton Rush, le había costado 19 dólares americanos.

Tanta irresponsabilidad solo tiene parangón con Gran Bretaña y el Canadá… países ricos que no fueron capaces de cuidar a sus compatriotas… de ellos mismos… ricos inútiles.
Pero así vamos.



Ver fuente