13 junio, 2024

Revisa «Las últimas horas de Mario Biondo» en Netflix

Revisa "Las últimas horas de Mario Biondo" en Netflix

El próximo 3 de agosto llega a Netflix “Las últimas horas de Mario Biondo”, audiovisual que recoge una de las muertes más extrañas sin resolver.

La docuserie, dirigida por María Pulido, cuenta con tres episodios y verifica la investigación sobre la muerte del camarógrafo de televisión italiano Mario Biondo, esposo de la presentadora española de televisión Raquel Sánchez-Silva.

“Las últimas horas de Mario Biondo” es el resultado de una investigación que se llevó a cabo entre 2021 y 2023. El trabajo incluye entrevistas y la revisión de fuentes bibliográficas. Igualmente, presenta testimonios y opiniones personales de personas que vivieron el caso, como familiares, periodistas y criminólogos.

Mario Biondo murió el 30 de mayo de 2013. Lo encontraron muerto en su apartamento en Madrid. Según los datos de las autoridades, el escenario del hecho no presentó signos de violencia.

Biondo fue declarado muerto por asfixia en lo que se consideró en principio como un suicidio. El caso, sin embargo, dio lugar a especulaciones y distintas teorías. La familia de Biondo optó por llevar el suceso a Italia y realizar una nueva autopsia que pudiera confirmar la versión que ellos tenían, a saber, que Biondo no se había quitado la vida, sino que había sido asesinado y fingieron su propia muerte, destacó el portal Diez Minutos. En el país transalpino su muerte fue declarada como un homicidio.

“16 jueces españoles, dos italianos, cinco fiscales, 13 peritos de parte, dos exhumaciones y tres autopsias. Se trata, sin duda, de la aproximación más exhaustiva que se haya realizado a este caso hasta la fecha”, agregó Pulido sobre el trabajo.

Contenido

10 años después

Diez años después de los hechos, “Las últimas horas de Mario Biondo” ofrece una visión retrospectiva y reflexiva. “Nuestro propósito es acercarnos a los acontecimientos desde el punto de vista de la investigación periodística.

A través de cientos de horas de trabajo, de conversaciones con expertos y testimonios claves, nuestro objetivo siempre ha sido que la docuserie ofrezca al espectador, por primera vez, toda la información para que pueda valorar los hechos de un caso que está muy marcado por el debate mediático”, señaló la directora de la serie María Pulido al diario español El Mundo.

Más detalles

Cabe señalar que Raquel Sánchez Silva no participa en “Las últimas horas de Mario Biondo”, o al menos no lo hace de manera directa. Guillermo Gómez, productor del documental y antiguo representante de la presentadora de televisión, sí aparece en la docuserie, así como la familia del italiano.

“Al final mi hijo está muerto y ella disfrutando de la vida”, se le escucha decir en la producción a Santina Biondo, la madre de Mario, según reseñó El Mundo.

Ella, sin embargo, afirma que envió un fax a Netflix para retirar la cesión de sus derechos de imagen y sus declaraciones. Esto tras haber descubierto que el exagente artístico de Silva, Guillermo Gómez, era uno de los productores y de los participantes en el documental, algo que aseguran se mantuvo en secreto porque de saberlo la familia no habría aceptado participar. 

“Este caso sigue vivo gracias a las polémicas. Cuando la productora les propuso participar ellos se tomaron un tiempo para consultar con sus abogados y, cuando accedieron, expresaron cuáles eran sus condiciones. A mí me ha sorprendido, sobre todo estando bien asesorados como están, de que se enterasen después y no antes de firmar el contrato”, dijo María Pulido.

Caso cerrado

“En mayo se entregaron dos denuncias en un juzgado de instrucción que podrían dar pie a la apertura de nuevas diligencias sobre el caso Biondo”, aseguró hace días en sus redes Óscar Tarruella, el investigador que siempre ha apoyado a la familia y que, al igual que la familia participó en el documental hasta que supo quién era uno de los productores ejecutivos. “Estamos a la espera de su aceptación a trámite”. A la fecha, el caso está cerrado para la justicia, tanto española como italiana.

“No puedo estar en paz y no voy a dejar que lo estén”, aseguró Emanuela Biondo, la hermana de Mario, en el documental.

Los supuestos hechos

Siempre según El Mundo de España, la investigación de la docuserie se basó en testimonios de la policía, registros en internet, llamadas y los informes periciales.

Por esa vía, la reconstrucción de los hechos presenta que el 29 de mayo de 2013, Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo tienen una discusión muy fuerte. La presentadora quiere quedarse embarazada y le pide a su marido que deje la cocaína, cuyo consumo le había producido oligospermia (bajo recuento de espermatozoides). Raquel se marcha a Plasencia en un viaje programado para visitar a un tío suyo. Mario se queda solo. Durante el viaje, Raquel le llama varias veces: “llamadas de pocos segundos”, según afirman. Mario llama a un camello (dealer), sale de casa y va a un cajero del que extrajo 110 euros, que “nunca se encontraron tras su muerte”.

“Cuando regresa a casa se encuentra con una vecina, ‘la última persona en verlo’, que declaró que lo vio ‘raro’. Chatea con sus hermanos, realiza varias búsquedas en Google sobre la oligospermia y cómo afecta la cocaína a la fertilidad. El día 30, Mario vuelve a salir. En la calle un relacionista público de un prostíbulo lo invitó a entrar al local. Entra. Consumió varias copas y pagó con la tarjeta Visa. Se queda hasta el cierre y vuelve a casa. No hay constancia de qué hizo desde entonces y hasta que murió, excepto una llamada a Raquel a las 4.25, que ella no contesta al tener el celular apagado”, revela la docuserie según El Mundo.



Ver fuente