25 mayo, 2024

Querían que Rusia se ahogara en un baño de sangre fratricida

Querían que Rusia se ahogara en un baño de sangre fratricida

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, aseguró que cualquier “intento de chantaje o disturbios internos” está condenado al fracaso, tras reducir el intento de rebelión armada del grupo militar privado Wagner.

El líder ruso envió un mensaje televisado este lunes a los ciudadanos de su país, a quienes agradeció la “resistencia, unidad y patriotismo” que mostraron en la intentona golpista.

“Se mostró la más alta consolidación de la sociedad, del poder Ejecutivo y el Legislativo en todos los niveles. Las organizaciones públicas, las denominaciones religiosas y los principales partidos políticos adoptaron una posición firme e inequívoca en apoyo del orden constitucional”, destacó Putin.

Dijo que se tomaron todas las medidas inmediatas desde el principio para evitar el derramamiento de sangre, y destacó la valentía de los cuerpos militares y policiales que frenaron la acción del grupo Wagner en la ciudad de Rostov.

Contenido

Querían una guerra civil sangrienta

Putin reveló que los enemigos de Rusia querían que el país entrase a una guerra civil; sin embargo, estos fallaron en su objetivo de dividir a la sociedad.

“Este es exactamente el resultado que querían los enemigos de Rusia y los neonazis en Kiev, sus patrocinadores occidentales y todo tipo de traidores nacionales”, dijo.

“Querían que los soldados rusos se mataran unos a otros, para que el personal militar y los civiles murieran, para que Rusia finalmente perdiera” y que la sociedad “se dividiera, se ahogara en una sangrienta lucha civil”, clarificó el presidente.

Promesas hechas a Wagner

El jefe de Estado dijo que los combatientes y comandantes del grupo Wagner también son “patriotas rusos”, lo cual demostraron en las batallas para liberar el Donbass y Novoróssiya.

“Agradezco a los soldados y comandantes del grupo Wagner que tomaron la única decisión correcta. No fueron al derramamiento de sangre fratricida, se detuvieron en la última línea. Hoy tiene la oportunidad de continuar sirviendo a Rusia al celebrar un contrato con el Ministerio de Defensa u otras agencias de aplicación de la ley o regresa con tu familia y amigos. El que quiera puede ir a Bielorrusia. La promesa que hice se cumplirá”, aseguró Putin.

Finalmente, el líder de la nación euroasiática agradeció al presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, por sus esfuerzos y su contribución a la resolución pacífica de la rebelión armada.



Ver fuente