15 abril, 2024

Por qué ‘Dragon Ball Z’ se llamó así y cómo Akira Toriyama encontró el nombre perfecto para despedirse de Goku

Por qué 'Dragon Ball Z' se llamó así y cómo Akira Toriyama encontró el nombre perfecto para despedirse de Goku


El manga de ‘Dragon Ball‘ comenzó a publicarse allá por 1984 y Akira Toriyama trabajó durísimo en la historia de Goku hasta que finalmente decidió echar el cierre en 1995. Aunque bueno, ya sabemos que a partir de 2016 el manga volvió con fuerza como ‘Dragon Ball Super‘, que ya contaba con Toyotaro como dibujante y aquí Toriyama se permitió tomarse las cosas con más calma y centrarse únicamente en la historia.

Hasta la llegada de ‘Super’, en realidad el manga ‘Dragon Ball’ no cambió nunca de nombre… Pero con el tema del anime, hubo otro cantar.

De la A a la Z

Aunque ‘Dragon Ball’ ya se acerca a su cuarenta aniversario, el maestro Toriyama jamás planeó que fuera a durar tanto. El nombre de la historia hace referencia a las Bolas de Dragón que buscan Bulma y Goku al inicio del manga para invocar al dragón Shenron, y originalmente la historia iba a cerrarse cuando las reuniesen y pidiesen su deseo.

Pero ya sabemos que ‘Dragon Ball’ fue un exitazo masivo y la historia se siguió alargando, metiéndose incluso en una etapa en la que Goku pegaba el estirón y los personajes pasaban a ser adultos. ¿Qué pasó entonces con ‘Dragon Ball Z’? Pues que este cambio de nombre fue completamente una decisión de Toei Animation para el anime.

Dragon Ball Z

Toei quería diferenciar claramente las etapas de la historia. En el caso de ‘Dragon Ball’, cubriría desde el inicio de la historia hasta la Saga de Piccolo Junior, que termina con Goku derrotando a Piccolo y listo para cumplir su promesa de casarse con Chi-Chi. Pero, al igual que en el manga, el siguiente tramo de la historia arrancaba tras un salto temporal de cinco años, así que Toei decidió que la serie necesitaba un nombre nuevo para representar esta nueva etapa.

‘Dragon Ball Z’ además introdujo cambios grandísimos para la historia: la revelación de que Goku en realidad es un Saiyan de otro planeta, invasores alienígenas, androides, viajes del en tiempo, la nueva familia de Goku… Una barbaridad y un cambio de chip enorme frente a los torneos de artes marciales que habíamos tenido hasta el momento. Con su mitología y sus toques fantásticos, pero con ‘Dragon Ball Z’ ya entrábamos en muchos terrenos muy diferentes.

Así que cuando Toei estaba barajando diferentes nombres (y se movió de todo, incluyendo ‘Dragon Ball 2’), a Toriyama se le ocurrió añadir una Z tras el nombre de la serie. Aunque el manga  ‘Dragon Ball’ todavía tardaría unos cuantos años en cerrarse, Toriyama quería representar que esta segunda etapa del anime era la última, el final definitivo de la historia de Goku.

No solo eso, es que por aquel entonces Toriyama ya estaba empezando a quedarse sin ideas para continuar la historia y quería ir dándole un cierre a ‘Dragon Ball’… Aunque irónicamente (y por desgracia para él), esta nueva etapa fue un éxito aún mayor y el anime de ‘Dragon Ball Z’ casi dobló en capítulos a su predecesora.

Dragon Ball Z 2

Por eso el final de ‘Dragon Ball’ , ambientado unos cuantos años en el futuro, también lleva el nombre «The End of Z» para representar que más allá no hay nada más en la historia de Toriyama. E incluso los eventos de ‘Dragon Ball Super’ se sitúan antes en la cronología para dejar claro que la Z es la última frontera. Así que ‘Dragon Ball Z’ se quedó para simbolizar esta etapa tan diferente de la historia de Goku, pero también con ese regustillo agridulce que dejaba claro que se cerraba el chiringuito.

Todavía no se sabe qué ocurrirá con ‘Dragon Ball Super‘, y más ahora tras el triste fallecimiento de Toriyama. El autor de ‘Dragon Ball’ estaba trabajando en varios proyectos para la franquicia, pero quizás ahora sí que la Z sea inamovible y en algún momento tengamos que llegar al último final (de verdad) de ‘Dragon Ball’.

En Espinof:



Source link