12 julio, 2024

Pedofilia y corrupción cuelgan de la Cruz Roja Venezolana

Pedofilia y corrupción cuelgan de la Cruz Roja Venezolana

Suman ocho las denuncias que recibió el Ministerio Público contra el Comité Directivo Nacional de la Cruz Roja Venezolana, según se lee en la sentencia Nº 1057 de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia.

En atención a esas denuncias, el Ministerio Público abrió una investigación (MP-155884-2023) y se la asignó a la Fiscalía 34 Nacional Especializada en Protección de Derechos Humanos.

Derivada de las denuncias, la Fiscalía realizó cinco entrevistas a igual número de testigos quienes coincidieron en cinco puntos, entre ellos la presunción de “elecciones amañadas” para la selección de la Comité Directivo Nacional de la Cruz Roja Venezolana, lo que ha permitido la permanencia por más 40 años de Mario Villarroel Lander, como presidente de la misma.

Los constantes actos de intimidación, amenazas, coacción y acoso laboral, que sufre el personal de la Cruz Roja es el segundo punto en común que se recoge de los entrevistados, quienes mencionaron a Esther Pernía (gerente general) “como brazo ejecutor de estas arbitrariedades”, según quedó reflejado en la sentencia. 

Los entrevistados también aludieron al “uso irregular del 60% de los vehículos nuevos recibidos en los últimos 5 años, que son asignados a algunos miembros de la directiva y usados de manera personal para ir a la playa, a restaurantes, a conciertos y lamentablemente los voluntarios se tienen que trasladar por sus propios medios”.

Los testigos entrevistados por Fiscalía igualmente refirieron que los recursos asignados a la Cruz Roja Venezolana, son utilizados por el Comité Directivo “como una caja chica de todos sus antojos, forzándola a través de amenazas a la compra de bienes y pago servicios que no están contemplados en las líneas presupuestarias”.

Contenido

Directivo pedófilo

Los ocho escritos de denuncias (ver recuadro) contienen similares planteamientos a lo expuesto por los cinco entrevistados.                                    

Pero en relación a los malos tratos por parte de directivos, uno de los denunciantes sacó de ejemplo a los trabajadores del hospital Carlos J. Bello, ubicado en la sede central de la Cruz Roja, La Candelaria, Caracas, quienes “sufren constantes agresiones y vejaciones”.

Otro denunciante refirió un caso de pedofilia ocurrido en el oriente del país. “Se me pidió por parte del Presidente no darle visibilidad al tema y dejarlo pasar desapercibido alegando que el director de zona involucrado en los hechos estaba en libertad producto de todas las influencias que el maneja”, dice el denunciante quien recalcó que “los casos de abuso de poder y de acoso laboral, sexual y explotación laboral pasan por debajo de la mesa…”

Tanto las denuncias como las entrevistas constituyen el sustento principal de la demanda de protección de intereses difusos y colectivos interpuesta por el Ministerio Público ante la Sala Constitucional. Esa acción legal tiene como propósito “impedir la continuidad del presunto uso irregular de los recursos de la Cruz Roja Venezolana, en detrimento de los sectores más vulnerables de la sociedad venezolana que se ven beneficiados con esa labor humanitaria”.

La Sala acogió tal planteamiento y en consecuencia ordenó una restructuración “amplia y diversa” de la Cruz Roja Venezolana. Esto, mientras se investigan las denuncias recabadas por la Fiscalía.

Los siete magistrados aclararon que desde la Sala Constitucional del alto tribunal “se acompaña la vocación histórica de la República Bolivariana de Venezuela y de su Gobierno, quienes han sido consecuentes en la integración y reconocimiento de la Cruz Roja Internacional y sus altos objetivos humanitarios a favor del pueblo venezolano”.

Testimonios

·         “Fui testigo de cómo se vulneraban los protocolos de ejecución del proyecto que se llevaba en conjunto con Unicef (Fondo de Naciones Unidas para la Infancia) de atención para niños de 0-5 años y mujeres embarazadas y lactantes, el cual, desde el momento de su aceptación, ya estaba totalmente comprometida su ejecución. El mismo no pudo ejecutarse de manera efectiva, ya que ni la logística, ni los tiempos, lo permitían, sencillamente los lineamientos no se cumplieron y la información suministrada en los registros y controles, fue manipulada, si no, fabricada”

·         “En reiteradas ocasiones se recibieron reporte por parte de los voluntarios, en donde presidentes de las seccionales y/o subcomités les obligaban a cancelar una cuota, justificando que era para el beneficio de la seccional y/o subcomité, sin embargo, al realizar evaluaciones de dichas filiales siguen en la misma decadencia”.

·         “La Oficina de la Federación Internacional ha realizado esfuerzos infrahumanos por promover una buena gestión y desarrollo de la Sociedad Nacional, pero no ha funcionado por la negativa de la directiva ante los cambios”.



Ver fuente