19 julio, 2024
Pablo Lyle enfrenta nuevo proceso legal

El actor mexicano Pablo Lyle se quedó sin abogados en medio del nuevo proceso legal que enfrenta en Miami. Lyle deberá volver a la corte mientras permanece en prisión tras sentencia de cinco años de cárcel y ocho años en libertad condicional por el homicidio involuntario que ocasionó en 2019.

Recientemente, surgió una nueva demanda por parte de la familia del fallecido, quienes solicitan una indemnización por gastos funerarios, atención psicológica y desempleo de Mercedes Arce, pareja de Hérnández

De acuerdo con la información del programa “Ventaneando”, la información salió a la luz luego de que se llevara a cabo una audiencia virtual a la que el actor de “La sombra del pasado” no se presentara por falta de representación jurídica en el acto celebrado ayer 11 de junio.

“Pablo no estuvo presente, pues trasciende que su defensa desistió por diferencias irreconciliables”, dijeron en el programa de Televisa.

Contenido

“El caso criminal continúa”

La demanda también había incluido a Lucas Delfino, cuñado de Lyle, quien manejaba el carro el día que ocurrió el altercado. Sin embargo, el pasado mes de mayo se desestimaron los cargos en su contra.

“Este caso quedó suspendido, una de las partes que presentamos quedó afuera, pero el caso en contra de Pablo Lyle se suspendió… pero no se dejó de lado entonces técnicamente. El caso criminal continúa”, aseguró el abogado de la familia de Hernández, André Crenshaw, al programa mexicano.

De acuerdo con la información, el juez que preside el caso solicitó otra fecha de corte, y si el artista aún no tiene equipo jurista, le designarán un abogado de oficio, señalaron en el programa.

 Homicidio involuntario

Pablo Lyle, de 37 años de edad, fue sentenciado a prisión por los hechos ocurridos el 31 de marzo de 2019, cuando golpeó a Jesús Ricardo Hernández después de un altercado de tránsito en las cercanías del aeropuerto de Miami, donde fue arrestado el actor.

Luego, el cubano de 63 años estuvo en un hospital, donde murió cinco días más tarde por una lesión cerebral.

En 2023, Lyle lo declararon culpable de homicidio involuntario por un jurado de Miami. En ese entonces, la fiscalía había solicitado 15 años de cárcel para el actor pero, teniendo en cuenta los atenuantes del caso, la jueza lo sentenció a cinco años de cárcel, ocho años de libertad condicional y 100 horas de servicio comunitario.



Ver fuente