18 junio, 2024

Michell Roxana perdió demanda millonaria contra magnate mexicano

Michell Roxana perdió demanda millonaria contra magnate mexicano



La modelo venezolana y Miss Earth 2019, Michell Roxana Castellanos, salió con las tablas en la cabeza, al perder una demanda de 16 millones de dólares, contra el empresario y magnate mexicano, Francisco Javier Rodríguez Borgio, en una corte del condado de Miami-Dade, en los Estados Unidos.

La exreina Michell Roxana alegó que Borgio le había prometido comprarle bienes inmuebles durante la relación sentimental que sostuvieron por un par de años.

Los abogados de Borgio afirman que el jurado del condado de Miami-Dade fallaron, mayoritariamente, a favor de la defensa, a cargo de Herman J. Russomanno III, del bufete Russomanno & Borrello, con sede en Miami, el mismo consultorio jurídico que defiende al afamado empresario y expresidente de la República de Estados Unidos de América, Donald Trump.

En la denuncia figuraba como acusada la ciudadana Sandra Del Castillo, residente en el condado de Miami-Dade, y agente inmobiliaria. Del Castillo es fundador de IPM Worldwide Properties Corp, una empresa de gestión inmobiliaria, con sede en Miami, que también fue demandada por la modelo.

Castellanos alegaba que Castillo era aliada de Borgio en sus empresas inmobiliarias. Hay que acotar que Francisco Javier Rodríguez Borgio es un magnate mexicano con múltiples empresas.

La defensa afirmó que el jurado no concedió nada a Castellanos tras el juicio, presidido por el juez David Miller, del Tribunal de Circuito de Miami-Dade. El abogado Herman J. Russomanno III, calificó este veredicto como una victoria significativa a favor de su cliente multimillonario. «En cualquier juicio por fraude o incumplimiento de contrato oral, siempre se reduce a la falta de credibilidad del demandante», dijo.

Argumentó, por ejemplo, que las reclamaciones de Michell Roxana Castellanos no estaban respaldadas por un contrato escrito, sino que eran puras habladurías, y alegó que ella no aportó pruebas creíbles de que Borgio acordara comprarle bienes inmuebles por un valor de 20 millones de dólares mientras eran novios.

«Mi mayor reto era el hecho de que este caso era un caso literal de “él dijo/ella dijo”, pero aquí había 16 millones de dólares en juego», dijo el abogado defensor.

Russomanno III subrayó en su alegato final que la riqueza no implica responsabilidad legal. «El hecho de que mi cliente sea multimillonario no significa que sea responsable», argumentó. El jurado deliberó durante seis horas, y formuló numerosas preguntas a los diez testigos que declararon en este importante juicio.

www.elfarandi.com

Source link