12 junio, 2024

Maduro proclamó desde la CVG que los tiempos malos quedaron atrás

Maduro proclamó desde la CVG que los tiempos malos quedaron atrás

El presidente de la República, Nicolás Maduro, destacó este viernes la importancia de activar la capacidad de conocimiento científico, tecnológico y la experiencia que tienen los profesionales de las empresas básicas porque es lo que ha permitido romper el bloqueo “para sustituir procesos productivos, así como partes, piezas y repuestos que el imperialismo pretendió negarle a la industria venezolana”, instó.

Maduro reconoció la dedicada labor de la clase trabajadora para obrar “el milagro de la recuperación, con esfuerzo propio” en la CVG Cabelum. Actualmente, la empresa avanza en un proyecto de ampliación que comprende dos nuevas líneas de extrusión para la fabricación de cables de aluminio.

“Pudimos -con trabajo y esfuerzo- ir superando lo peor de la guerra económica y de las agresiones imperiales, aprendimos hacer mucho con nada y con un pensamiento claro, acciones públicas correctas y pertinentes, con la unión de clase obrera y el empresariado, hemos dejado el tiempo malo atrás y lo que viene es mejor”, enfatizó.

CVG CABELUM impulsa producción nacional del aluminio

Gracias al esfuerzo de la clase obrera congregada en el Consejo Productivo de Trabajadores y Trabajadoras (CPTT) de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), se impulsa la producción nacional del aluminio a través de la empresa Conductores de Aluminio del Caroní (Cabelum), ubicada en Ciudad Bolívar, estado Bolívar, refiere Prensa Presidencial.

Satisfacer el mercado nacional e internacional es uno de los objetivos que busca consolidar a Cabelum, como una de las empresas socialistas más importante de la región en la transformación de aluminio para fines eléctricos.

En este sentido, Richard Romero, gerente de Producción de la CVG Cabelum, destaca la participación de los trabajadores y las trabajadoras de la empresa socialista quienes con compromiso han recuperado los niveles de producción.

Igualmente, precisó que la capacidad operativa de Cabelum es de más de 20.000 toneladas al año, “una cifra importante que hemos logrado alcanzar por el compromiso de los trabajadores y las trabajadoras que de manera permanente intervienen en los procesos productivos”.

La clase trabajadora desempeña un papel importante en la vanguardia tecnológica, adecuando espacios de la empresa a partir de la inventiva, lo que ha permitido avanzar en la manufactura de repuestos para aumentar la producción.

“Tenemos manos criollas que han trabajado en la reconstrucción y adecuación tecnológica del horno fusor para garantizar conductores de alta calidad y de esta manera satisfacer las necesidades del mercado, además de sustituir importaciones en este sector”, apuntó Romero.

A través de minuciosos planes de trabajo, Cabelum cuenta con avances tecnológicos importantes dentro del proceso de transformación del aluminio en aras de garantizar el suministro de cables en el territorio nacional, como parte del Plan de Sustitución de Importaciones impulsado por el Gobierno Bolivariano.

Cabelum, a través de la clase obrera organizada, ha logrado estar a la vanguardia de las empresas socialistas, impulsando un modelo de gestión empresarial que consolida la economía real basada en la producción de conductores y alambrón para usos eléctricos.

Ver fuente