2 marzo, 2024

Los Leones del Caracas llenaron de arepas a los Bravos de Margarita y quedan solos en el segundo lugar

Los Leones del Caracas llenaron de arepas a los Bravos de Margarita y quedan solos en el segundo lugar


En una noche de martes en la que todos los reflectores apuntaban hacia el regreso del jardinero colombiano Harold Ramírez a la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), el lanzador Rito Lugo asumió máximo protagonismo y se erigió como el principal artífice del blanqueo 5-0 de Leones del Caracas sobre Bravos de Margarita en un encuentro, correspondiente al Round Robin de la temporada 2023-2024.

Lugo (1-0), novato de 28 años de edad, se acreditó la victoria en el Estadio Monumental de Caracas-Simón Bolívar, donde brindó un auténtico recital desde el montículo, al punto de ser aplaudido por el público presente en el escenario donde Caracas ganó por segundo día seguido y mejoró su récord a 4-4, lo que le permite ubicarse en el segundo lugar de la tabla, donde Margarita (3-5) comparte el tercer peldaño con Tigres de Aragua y Cardenales de Lara.

El serpentinero zurdo trabajó 5.0 innings, recibió dos hits, no obsequió bases por bolas y propinó cinco ponches, en una salida en la que mostró un control excepcional, al colocar 40 de sus 62 lanzamientos en la zona de strike (64,51%).

“Mi primera salida del Round Robin no fue positiva, pero gracias a Dios hoy (jueves) sí pude tomar las riendas de mis lanzamientos y cumplir una gran labor. Leones venía de una mala racha (el club perdió tres veces seguidas antes de hilar dos lauros) y ahora se pudo alcanzar una victoria importante. Creo que el día de descanso adicional que recibí, por recomendación de Wilson Álvarez (coach de pitcheo), me sirvió para mantenerme enfocado”, declaró Lugo a Efraín Zavarce, periodista de la cadena televisiva IVC, tras el desafío, que representó su primera apertura de por vida contra los isleños en cualquier instancia.

“Lino Urdaneta y Wilson Álvarez hablaron conmigo sobre la manera de enfrentar a Bravos. Ambos me dijeron que había una gran posibilidad de superarlos, porque sus bateadores no me conocían. Pienso que eso, además del día extra de descanso, me ayudó a tener un buen desempeño en el morrito”, agregó el escopetero que hizo batería con el cátcher Freddy Fermín, al que elogió por su manera de dirigirlo en un desafío en el que mezcló a la perfección sinkers y rectas, para sacar de paso a los toleteros.

“Fermín es mi amigo, un hermano. Nosotros nos conocemos desde que ambos firmamos con Reales de Kansas City y nos tenemos mucha confianza. Yo casi ni chequeo lo que me pide, porque sé que es el lanzamiento que se necesita en ese momento. Esta noche me dijo que mi recta estaba muy efectiva –alcanzó las 90 millas por hora (MPH)- y me sugirió que la colocara en la esquina de afuera. Eso fue clave para neutralizar a los cañoneros de Margarita”, explicó el pítcher, que retiró a 14 oponentes en fila entre las entradas uno y cinco. En ese lapso sólo el camarero Breyvic Valera y el campocorto José Martínez pudieron descifrarlo.

Valera, el primer paleador al que retó en el cotejo, le disparó un sencillo en el tramo inicial y luego empezó su seguidilla de 14 outs que culminó cuando Martínez le sacudió un doblete a la pradera derecha en el quinto episodio, con un par de retirados. El patrullero derecho Oswaldo Arcia trató de decapitar el biangular de Martínez, al deslizarse para tomar la esférica con el guante tipo canasta, pero no pudo impedir que la misma tocara la grama artificial.

Fue el batazo de más contundencia que recibió Lugo en una velada en la que los relevistas Miguel Socolovich, Rubén Alaniz, Edwin Fierro y Anthony Vizcaya tiraron una entrada cada uno, para completar la blanqueada.

A la ofensiva el debutante Ramírez dio muestras de la brillantez que lo llevó a ser monarca de average en el torneo 2018-2019 de la LVBP, al estar involucrado en las dos primeras anotaciones de los melenudos, que respaldaron la actuación de Lugo desde el primer acto.

En ese episodio, y frente al abridor y perdedor Julio Vivas (1-0), el centerfielder José Rondón se ponchó y luego Fermín se embasó por un error de fildeo de Valera. Ramírez se paró en el plato y respondió con un doble a la pradera derecha que le permitió a Fermín mostrar su velocidad para marcar en una espectacular galopada desde el primer cojín hasta el plato (1-0).

Ramírez, pelotero con experiencia en el Big Show que es un confeso fan leonino, avanzó a la antesala por un pitcheo salvaje de Vivas y permaneció en esa estación cuando el toletero designado Jhonny Pereda falló con un elevado al shortstop Martínez, quien concretó el segundo out. En ese instante apareció el inicialista Balbino Fuenmayor para sonar un incogible al centerfield y llevar al neogranadino a la goma (2-0). El foráneo no dio señales de cansancio pese a que tenía poco tiempo en Venezuela.

“Llegué a las 4:00 pm al aeropuerto de Maiquetía y tardé 50 minutos en llegar al estadio. Tenía algo de fatiga, pero por nada del mundo iba a dejar de jugar con Leones del Caracas. Gracias a Dios trabajamos muy bien y pudimos salir victoriosos”, comentó Ramírez. “Tenía muchas ansias por estrenarme con Caracas y lo pude hacer después de solucionar algunos inconvenientes con el pasaporte. Yo siento que es algo que debo hacer porque es mi manera de retribuir el cariño de la fanaticada”.

Ramírez admitió que rechazó ofertas de combinados de la Liga de Beisbol Profesional de República Dominicana (LIDOM), para unirse a la manada avileña, pues aseveró que cumplió un gran anhelo al regresar a la LVBP.

“Tenía ofertas para jugar con Tigres de Licey y Leones del Escogido, pero las rechacé porque siento mucho apego por el Caracas y su fanaticada con la que tengo una deuda, pues la primera vez que vine, en la campaña 2018-2019, no pude cumplir la meta de alzar el título. Ahora, con el favor de Dios y el trabajo en equipo, vamos a hacer lo posible por obtener el campeonato”, indicó.

La tercera raya del compromiso entre aspirantes a disputar la Gran Final de la LVBP se produjo en el cuarto tramo.

Después de un out, Wilfredo Tovar, defensor de la esquina caliente, empalmó un sencillo y posteriormente ancló en la antesala con un metrallazo del camarero Harold Castro. Rondón ligó un inatrapable y le dio acceso al home a Tovar (3-0).

En el octavo capítulo, la ofensiva del Caracas volvió a mostrar su oportunismo al fabricar dos rayitas que sentenciaron el score definitivo (5-0).

Tovar negoció un boleto y después Castro bateó un doble al centerfield que tuvo una dosis de suspenso, pues el patrullero Tomo Otosaka, quien reemplazó al bateador emergente Wilson Ramos que a su vez suplió al rightfielder Moisés Gómez, le llegó a la bola, pero se pasó en su trayectoria y la esférica se salió de su guante al tener un leve impacto con la pared. Con hombres en el primer y segundo escalafón, el paracorto Gabriel Noriega pegó un “cohete” y remolcó a Tovar (4-0). Luego, Rondón llevó a la registradora a Castro con un elevado de sacrificio (5-0).

“Salimos airosos porque Leones tiene un tremendo equipo y todos formamos una familia. Es algo de lo que noté desde que llegué a Venezuela. Vamos a seguir luchando por lograr un nuevo trofeo”, añadió Ramírez.

De las novenas involucradas en la reciente batalla, sólo Leones saltará al campo este viernes porque recibirá al líder Tiburones de La Guaira (7-1) en el majestuoso coso deportivo de La Rinconada. Bravos volverá a la acción el sábado cuando rete como anfitrión a la agrupación salada en el parque Universitario de Caracas.

Abre este enlace para unirte al canal de noticias en Whatsaap

noticiasaldiayalahora.co

Source link