2 marzo, 2024

Los encantos – Últimas Noticias

Los encantos - Últimas Noticias


En la memoria colectiva de los pobladores de los Andes venezolanos persiste la idea de los encantos. Esas son entidades que seducen a quienes se adentran en lugares poco convenientes, desafiando su suerte y por lo tanto “quedan encantados” y en el mejor de los casos, con un buen susto. Los relatos sobre los encantos son parte de mis recuerdos en la niñez, en la voz de los más ancianos. Hoy he sabido con cierto asombro que no son exclusivos de nuestro país, sino que compartimos este aspecto cultural con otros pueblos en las zonas andinas de nuestra América del sur.

Como todo nuestro país, he seguido con atención los operativos que se están llevando a cabo en varias instancias estatales, donde hay indicios de corrupción, así como la vinculación de presuntos socios en el campo de la actividad económica privada. Han sido novedosas las imágenes de los acusados, vestidos con trajes naranja dirigiéndose a una audiencia en el tribunal que procesa la causa en su contra.

Como todos y todas, uno se pregunta por los hilos, que no se publican y los que están aún agazapados esperando que la tormenta pase. Y en este marco, recordé esos encantos que escuché de niño, en el sentido que también es pertinente preguntarse ¿Cómo estos compañeros y compañeras de la Revolución llegan a ser acusados de tales actos?

Los encantos en las historias que escuché eran para que las personas se desorientaran y perdieran el rumbo. Hoy podemos aplicar este mismo móvil, pues estos compañeros y compañeras, hasta hace poco camaradas, sucumbieron a los encantos, que ahora son otros, como la codicia, la vanidad o la soberbia, por ejemplo.

Surge también la pregunta ¿cómo no nos dimos cuenta antes?, digo como institucionalidad, pues eso demanda una revisión profunda para atender las pequeñas cosas donde hay corrupción, que permita actuar a tiempo.

Al finalizar esta semana pasada se manifestó la militancia chavista, con el eslogan: “los buenos somos más”, cosa que no dudo, pero los buenos tenemos que tener la capacidad para neutralizar a los que no lo son, pues si no lo hacemos, aunque sean pocos, nos impondrán sus cánones y serán como dice Tsun Zu, al referirse a la corrupción; como las termitas que nos debilitarán desde adentro y haciéndonos vulnerables, frente al enemigo.



ultimasnoticias.com.ve

Source link