2 marzo, 2024

Los amos del aire (2024) crítica: excelente sucesora de ‘Hermanos de sangre’, la miniserie de Apple TV+ es un épico espectáculo bélico que nunca se olvida del componente humano

Los amos del aire (2024) crítica: excelente sucesora de 'Hermanos de sangre', la miniserie de Apple TV+ es un épico espectáculo bélico que nunca se olvida del componente humano


Todo amante de las buenas series de televisión tendrá marcado en rojo en su calendario el 26 de enero de 2024, ya que es la fecha en la que Apple TV+ estrenará ‘Los amos del aire’. ¿El motivo? Es la nueva miniserie de la improbable franquicia bélica iniciada por la magistral ‘Hermanos de sangre’ hace 23 años y que también sirvió como base en 2010 para la notable ‘The Pacific’.

En esta ocasión la historia gira alrededor del 100º Grupo de Bombardeo y sus misiones contra la Alemania nazi durante la II Guerra Mundial. Eso nos lleva a seguir la contienda desde otra perspectiva, ya que en el aire no hay lugar alguno en el que refugiarse, lo cual aumenta aún más las posibilidades de ser abatido. ‘Los amos del aire’ capta muy bien esa incertidumbre, como también ofrece un fascinante retrato de su galería de personajes para acercarla así un poco más a ‘Hermanos de sangre’ que a ‘The Pacific’. El resultado es que todavía estamos en enero pero ya tenemos una seria aspirante al título de mejor miniserie del año.

LAS 10 MEJORES SERIES DE LA DÉCADA (2010-2019)

Todo cuidado hasta el mínimo detalle

Masters Of The Air Photo 010105 Jpg Photo Modal Show Home Large

Pese a que las duras misiones a las que han de hacer frente tienen presencia desde el primer episodio, el arranque de ‘Los amos del aire’ se centra más en la presentación de sus protagonistas. Ahí vamos a encontrar una inmensa galería de personajes que puede llegar a resultar ligeramente abrumadora, pero también queda muy claro quiénes van a tener más peso en un reparto monumental liderado por Austin Butler (‘Elvis’).

Eso sí, ya entonces queda claro que lo cuidadosa que va a ser la serie con todos los detalles, luciendo en todo momento la inversión de 250 millones de dólares que Apple ha hecho en ella. Ahí incluso tanto ese fenomenal opening con un tema musical de Blake Neely que te sumerge de lleno en el espíritu que quiere tener la serie hasta el glorioso despliegue que se hace en las escenas de batalla aérea.

Quizá decir que en la vida se había logrado que esas secuencias fuesen tan inmersivas y espectaculares pueda sonar un tanto grandilocuente, pero lo cierto es que estamos ante uno de los puntos más fuertes de la serie. Además, cualquier retoque digital que pueda haberse hecho va en una línea integradora con todo lo demás en lugar de caer en el error de que sean simples fuegos de artificio.

Escena de 'Los amos del aire'

Dicho esto, los dos primeros episodios, que son los que se estrenan este viernes -luego Apple irá lanzando un capítulo más cada semana- tienen una mayor carga introductoria. Esto resulta fundamental para ir haciéndonos a quiénes son sus protagonistas, las dinámicas entre ellos y las diferentes aspiraciones que tienen. Ya en ‘Hermanos de sangre’ se hizo algo parecido, siendo el tercer episodio donde todo arrancaba de forma definitiva y aquí puede decirse hasta cierto punto que se sigue una fórmula similar.

Y es que también es en el impresionante tercer episodio cuando se produce ese salto sin marcha atrás posible con una misión que brilla en todos los niveles, desde el hecho de ser un espectáculo visual de primer orden hasta la necesidad de dejar claro que los que están a bordo de esos aviones no son piezas prescindibles del mecanismo bélico. Hay una escena especialmente lograda en esa dirección en la que vemos a un personaje muy preocupado por tener todos los detalles posibles sobre algo que acaba de suceder.

Ese equilibrio ya fue clave en el caso de ‘Hermanos de sangre’ y aquí no deja de ser un fuerte recordatorio de que estamos ante una miniserie bélica. Además, los responsables de la serie nunca se olvidan de ese necesario toque de incertidumbre inherente a la historia. Claro que algunos acabarán volviendo a casa, pero esos posibles finalices felices llegarán después de que muchos se hayan ido quedando por el camino.

Barry Keoghan en 'Los amos del aire'

Otro punto a favor de ‘Los amos del aire’ es el cuidado trabajo de puesta en escena, el cual recae durante los primeros episodios en Cary Joji Fukunaga. El director de ‘Sin tiempo para morir’ ya había impresionado con su primera experiencia televisiva en la temporada 1 de ‘True Detective’ y su trabajo aquí no desmerece para nada al que ofreció allí. Además, acierta de lleno al prescindir de un enfoque más moderno para conseguir así que estemos ante una miniserie con un componente más atemporal, logrando que las imágenes encajen muy bien con el tono buscado.

Claro que las escenas de batalla delatan que estamos ante algo hecho en la actualidad, pero incluso entonces no hay una búsqueda de la espectacularidad por la espectacularidad. Simplemente es algo que surge como consecuencia lógica de lo que plantea el equipo de guionistas encabezado por John Orloff, quien ya escribiera en su momento dos episodios de ‘Hermanos de sangre’ -es hasta inevitable pensar que puede que en algún momento hayan bombardeado por donde pasará después la compañía Easy-. Aquí se nota que hay una relación fluida entre todos los ingredientes y participantes, incluyendo aquellos actores con personajes que por sí mismos rozan lo irrelevante.

Masters of the Air

Eso sí, ‘Los amos del aire’ seguramente se queda un paso por detrás de ‘Hermanos de sangre’, pero es que estamos hablando de la que muchos consideran la mejor miniserie de la historia -yo creo que ese honor se lo sigo concediendo a ‘Yo, Claudio’-. No hay nada de malo en sólo ser excelente.

En Espinof:



Source link