3 marzo, 2024

La pesadilla de un proteccionista: que será de sus peludos cuando no esté

La pesadilla de un proteccionista: que será de sus peludos cuando no esté


En el mundo hay muchas personas que aman a los animales y hacen todo lo posible por ayudar a aquellos que no tienen un hogar. Rescatar animales de la calle, alimentarlos y protegerlos puede ser una tarea que ocupa mucho tiempo y esfuerzo, pero para aquellos que lo hacen es una labor de amor que lo merece todo.

Esta imagen refleja la preocupación de muchos

Sin embargo, a menudo los rescatistas tienen una preocupación constante en sus mentes: “¿qué pasará con los animales que protejo si me enfermo o muero?”. Esta es una preocupación legítima, que se incrementó por la pérdidas humanas que dejó el covid-19. 

Es importante tomar medidas para asegurar que los animales estén cuidados en caso de que algo le suceda al rescatista. Durante el confinamiento, corrió por las redes, unas formas que fueran llenadas ante la crisis que dejaba aún más vulnerables a los animales en situación de calle.

Estas plantillas pueden funcionar para dejar en orden, con quién o quienes podrían quedarse tus protegidos

Aquí presentamos algunas estrategias y recursos que pueden ayudar a los rescatistas a planificar el futuro de los animales que protegen:

Contenido

Identificar a un cuidador temporal.

Es importante que los rescatistas identifiquen a una persona de confianza que pueda cuidar temporalmente a los animales en caso de que el rescatista se enferme o tenga que viajar por un tiempo. Esta persona debe estar informada sobre la alimentación y cuidados que los animales necesitan.

Preparar un “testamento”.

Por ejemplo, pueden especificar quién se encargará de los animales, cómo deben ser cuidados, y qué recursos financierosy bienes se deben destinar para su cuidado.

Si son muchos animales en casa o refugio, si son muchos comunitarios, es importante dejarlo claro antes y mantener ese “documento” debe actualizarlo frecuentemente. 

Es común, ver la cantidad de casos, en los cuales la difusión, por muy efectiva, genera angustia y estrés entre los proteccionistas y rescatistas, porque animales que siempre estuvieron cuidados y muchas veces, bastante mayores, no son bienvenidos para los familiares de los que deben irse o simplemente han partido antes de lo previsto.

Comunicar los planes a otras personas de confianza.

Es importante que los planes de cuidado temporal de los animales sean comunicados a otras personas de confianza y consultar si pueden apoyar en caso de alguna emergencia. Esto puede incluir amigos, familiares y otros rescatistas que puedan ayudar.

Hacer esta lista y agregar datos de contacto, animales por sus nombres, rutinas, cuidados, paseos, datos como vacunas, medicamentos, enfermedad etc. Todo esto ayudará en caso de emergencia.

Registrar a los animales con una organización de rescate.

Si el rescatista no tiene a alguien en quien confiar para el cuidado temporal de los animales, puede ser una buena idea registrarlos con una organización de rescate. Estas organizaciones pueden proporcionar cuidado temporal y encontrar hogares permanentes para los animales.

Es importante que los rescatistas planifiquen para el futuro de los animales que protegen en caso de que algo les suceda. Al seguir estas estrategias, se puede asegurar que los animales tengan el cuidado que necesitan, incluso si el rescatista ya no puede proporcionarlo. 

Cómo podría el rescatista armar ese plan por escrito

Para dejarlo a alguien que pueda ayudarle. Puede hacer una tabla para enumerar todos los requerimientos de cada animal, si está vacunado, castrado, en tratamiento, si tiene algún otro cuidador, con qué frecuencia y horarios los alimenta y qué les da de comer entre algunas de las necesidades.

Puedes personalizar tu propia tabla, con necesidades especiales y otros detalles.

Para armar un plan por escrito y asegurarse de que todos los animales que están bajo el cuidado del rescatista estén protegidos en caso de que algo le suceda, se pueden seguir los siguientes pasos:

  1. Enumerar a todos los animales que están bajo el cuidado del rescatista, incluyendo perros y gatos.
  2. Para cada animal, indicar si está vacunado, castrado y si se encuentra en algún tratamiento médico en particular.
  3. Es importante también indicar si el animal tiene otro cuidador asignado en caso de que el rescatista no pueda continuar con su trabajo.
  4. Se puede hacer una tabla para listar los horarios de alimentación de cada animal y qué se les debe dar de comer. Esto incluiría las cantidades de comida y cualquier requerimiento especial.
  5. Para los animales que necesiten medicamentos, es importante detallar las dosis y horarios de administración.
  6. Si hay algún animal que tenga necesidades especiales, como por ejemplo un perro que necesite un paseo diario, esto también debe ser incluido en el plan.
  7. Finalmente, es importante dejar claro quién debe ser contactado en caso de una emergencia y cómo se puede acceder a los animales.

El rescatista puede imprimir una copia del plan y dejarla en un lugar accesible para cualquier persona que pueda necesitarla. También es importante que el plan se actualice regularmente para asegurarse de que toda la información esté actualizada.

Si bien es difícil pensar en situaciones como estas, es importante estar preparados para cualquier eventualidad y asegurarnos de que los animales estén protegidos. Al seguir estos pasos, el rescatista puede asegurarse de que sus animales estén bien cuidados incluso si no puede hacerlo él mismo.

Preparar el plan de contingencia, también evitará que los animales propios,  terminen en la calle. Porque cuando amas a un animal, comprendes la importancia de esta planificación.



ultimasnoticias.com.ve

Source link